Conspiración en Pémex

Notas Sueltas es un espacio de opinión sobre diversos problemas de carácter social, económico y político de interés general. Los comentarios pueden enviarse a: dalmx@yahoo.com

miércoles, 31 de diciembre de 2008

Fin de año


Hoy es el último día del año y solo queda esperar en las mejores condiciones posibles lo que fatalmente llegará: un 2009 plagado de augurios no tan buenos como quisiéramos, merced a las expectativas económicas y a la creciente inseguridad social que el gobierno empresarial de la república se ha empeñado en procurarnos.

Mientras tanto, lo natural es dar rienda suelta a la convivencia familiar, pensar en lo bueno del año que termina, sopesar las decisiones tomadas, proponerse enmendar errores, reparar fallas, mejorar procedimientos y mecanismos de relación y de decisión, ser mejores en el trabajo, darse tiempo para las cosas simples de la vida familiar y construir, en la medida de lo posible un mejor entorno para nuestros hijos, aunque para ello sea necesario ser una oposición más abierta y tenaz a las injusticias que en lo económico, politico y social se perpetran contra nosotros y nuestros semejantes.

Les deseo paz y tranquilidad con justicia social, con pleno respeto a su calidad humana, a sus libertades ciudadanas, a su capacidad de ser y decidir.

domingo, 28 de diciembre de 2008

Día de los inocentes


El 28 de diciembre nos recuerda lo que somos durante los otros 364 días del año.
Mark Twain


El día de los inocentes, de profundas resonancias bíblicas, permite ver que en todos los tiempos los que han pagado los platos rotos han sido los que menos culpa tienen, así, los desaguisados de la economía y la política encuentran bastante pronto a quien dirigir los rigores de las decisiones mal tomadas, las consecuencias funestas de hacer las cosas mal y de insistir en ello.
La economía neoliberal tiene en su haber una extraña compulsión por atribuir todos los bienes posibles al mercado, de manera que éste es el factor esencial en la buena salud de la economía y, además, una expresión de la democracia sobre la faz de la tierra. La realidad es simplemente un accidente, un caso especial en el estudio del mercado y sus virtudes. En tanto excepcional, la realidad económica solamente se estudia como caso curioso, como una aberración en el modelo que debe ser ignorada en lo posible.
Las cuentas de los neoliberales siempre salen ajustadas a la fatalidad del modelo y por eso tiene la ventaja de ser inmunes a la historia, la cultura, la idiosincrasia y, sobre todo, a la estructura del aparato productivo del país a que se refieren. Una cosa es la realidad y otra la verdad revelada en calidad de dogma de fe del modelo.
En este sentido, la crisis económica actual y su profundización no debe quitar el sueño de los ideólogos del mercado, ya que simplemente se debe tomar como un ajuste que señala la necesidad de “profundizar” el mercado, eliminar cualquier medida proteccionista o que insinúe serlo y dejar de lado cualquier tipo de intervención del gobierno en la marcha de la economía. Pero, aun en el tenor del neoliberalismo como dogma de fe económica, se observan fisuras que atienden a ese horrible accidente llamado realidad, de ahí que en Estados Unidos y el resto del mundo desarrollado, se emprendan medidas de rescate económico por parte de los gobiernos.
La curiosa paradoja neoliberal de que el Estado interviene a favor del Mercado parece volver las cosas a una posición que tenían antes del Consenso de Washington: la necesaria intervención del estado en la regulación económica.
Como se ve, los inocentes del mundo pagan los platos rotos del dogma neoliberal, y aun así las medidas de austeridad, el control inflacionario, las tasas de interés, la protección de las empresas por parte del gobierno, parecen tener a un sujeto culpable a quien oprimir con la consigna del ahorro y la racionalidad del gasto: el ciudadano común, el causante cautivo, el empleado recortado, el simple consumidor de bienes y servicios sujeto a un salario, el marginado y cualquiera que no protagonice la quiebra de los negocios, que no decida el rumbo de la economía desde la dirección de las empresas quebradas.

sábado, 27 de diciembre de 2008

Fin de diciembre


Faltan pocos días para que termine el mes de diciembre y el ánimo puede ser bastante festivo si consideramos el contexto dramático en el que se festejan los días de navidad y la noche del año viejo. Fin de año y de ciclo que la esperanza laica sugiere como el término de la carga económica que cada cual lleva, como moderno Pípila, persiguiendo un objetivo de cambio: hacer estallar las puertas de la Alhóndiga de Granaditas y abrirse paso hacia la toma del bastión del opresor y la libertad.
Las enjutas espaldas del mexicano promedio suponen que las décadas de neoliberalismo no han podido fincar la costumbre de los pesos económicos excesivos, pero si las mañas que se han dado los sufridos ciudadanos en eso de llevarlas. Cuestiones de costumbrismo en la evasión de compromisos y en el aligeramiento facultativo de gravámenes y deudas por la vía de no pagar, de pagar tarde y de solamente pagar, en todo caso, los mínimos requeridos para no caer en manos de la autoridad.
El mexicano insolvente es el que ronda en pos de un mejor empleo, o simplemente de una ocupación remunerada o paliativa de una cada vez más profunda “minusvalía” del poder adquisitivo, contra el alza de los precios de los bienes de consumo familiar.
Mientras que el discurso oficial difiere responsabilidades y oculta la verdadera cara de la crisis, la vida cotidiana transcurre entre la zozobra y los sobresaltos; entre la acongojada visión de ser blanco de la delincuencia que, organizada o no, pulveriza el estado de derecho con la práctica diaria del asalto, el secuestro o el nivel de las tasas de interés bancario, el anatocismo y la indolente incompetencia de las autoridades.
“Diciembre me gustó pa’ que te vayas”, dice la canción ranchera, y como de esas está lleno el camino del gobierno, ahora nos las mandan tocar a la salud de la crisis, pero al son de un patriotismo sui generis que nos hace a todos parte de la solución, siempre y cuando solamente sigamos aguantando lo mismo que nos hace infelices. Soluciones redundantes, periféricas o simplemente bobas, parecen guiar el destino de un país que merece más.
Los últimos días del último mes del año, son el escenario de la despedida de lo peor, “que ya pasó”. Celebremos el fin de 2008, abramos el corazón a la esperanza.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Feliz Navidad


Se dice fácil, feliz navidad. Pero, implica hacer abstracción de un contexto, de un momento histórico en el que la economía ha sido secuestrada por la especulación. Significa hacer un ejercicio de optimismo, de voluntad para transformar el panorama de oscuro a luminoso, de absurdo a inteligible, de azaroso a cierto y transitable con la fluidez que marca nuestra calidad de seres pensantes, racionales pero también espirituales, portadores de una cultura, de valores que reconocen en la solidaridad y el amor al prójimo una forma de realización de nuestra humanidad.

Decir feliz navidad es reafirmarnos como parte de este mundo, de una cultura, de una escala de valores que, siendo humanista, centra su atención y privilegia la heterogeneidad de lo social, la complejidad y variedad de las formas de organización humana y la idiosincracia de pueblos y naciones, sin más explicación que su historia, circunstancias y propósitos comunes.

Pero justamente por ello, la navidad es el renacimiento circunstanciado de cada entidad y a la vez de todas, sin preeminencia de unas sobre otras, sin avasallamiento ni económico, ni cultural, ni político.

La navidad es esencialmente democrática, porque nos implica a todos, en la enorme diversidad de lo que somos y cómo lo asumimos. Implica partir de la definición primaria de lo humano y recorrer la historia natural y cultural de nuestro arribo a una sociedad tecnificada, sin dejar de reconocer cuál es la matriz fundacional de lo que somos. Pero la navidad conlleva valores trascendentes, invoca eternidad, nos acerca al infinito, a la renovación cíclica de la esperanza.

¡Feliz Navidad!

martes, 23 de diciembre de 2008

KFC


La próxima vez que quiera comer pollo lo pensaré dos veces. La producción industrial de alimentos fritos tiene un nuevo villano: Kentuky Fried Chicken. Ello se debe a que, según evidencias que han presentado varias organizaciones dedicadas a la protección de los animales (Peta, por ejemplo) y personalidades del mundo del espectáculo (Pamela Anderson, por mencionar una), KFC es un buen ejemplo de cueldad innecesaria en el trato a los pollos. En sus plantas productoras de pollos, los animales sufren golpes, mutilaciones, son desplumados en vivo y se les corta el pico al ras con un aparato ex profeso, son tratados como si fueran cosas en vez de seres vivos. Los animales sufren de manera constante los abusos en el manejo, según se documenta en videos tomados en las instalaciones avícolas de esta empresa.

Resulta verdaderamente repulsivo el espectáculo sin sentido, plenamente irracional de crueldad sistemática contra los pollos. Invita a dejar de consumir pollo frito y demás productos KFC por una larga temporada, probablemente para siempre. Para muestra visite la página http://www.kfccruelty.com/ y verá a qué me refiero.

lunes, 22 de diciembre de 2008

Autogoles universitarios


Recientemente (martes 2 de diciembre) se aprobaron por el Consejo Divisional (CD) de Ciencias Económicas y Administrativas, una serie de portales de internet que contienen publicaciones virtuales, a modo de catálogos de publicaciones en donde no están consideradas las de la propia Universidad, ni en lo que corresponde a la producción de libros ni a las revistas que se publican en las distintas unidades académicas.

¿Se partirá del supuesto de que lo que se hace al interior no es bueno? ¿Se tendrá la idea de lo que se hace fuera es mejor? De ser esto así, ¿tendrá caso mantener un aparato editorial amplio y costoso, que incluye el área de publicaciones y la imprenta? ¿Tendrá sentido continuar publicando revistas en las diferentes unidades académicas? ¿Valdrá la pena el esfuerzo?

Al parecer, los académicos de los departamentos de Economía, Contabilidad y la Maestría en Administración (que no fueron tomados en cuenta en la propuesta de los catálogos aprobados), tendrán que publicar en cualquier otra parte menos en su propia institución, porque el órgano colegiado que es el Consejo Divisional decidió descalificar o por lo menos no proteger la producción doméstica, lo que revela un problema de autoestima profundo, que tendrá como consecuencia inmediata el desinterés por mantener la producción editorial propia, inválida por decreto del CD.

El esfuerzo editorial de años quedó evidenciado como inútil, las horas de discusión, escritura, diseño, corrección y los engorrosos trámites para la publicación saltaron por los aires gracias al impulso autodestructivo de las propias autoridades, que decretan incompetentes las publicaciones de la División de Ciencias Económicas y Administrativas (DCEA) pero también cualquier otra que tenga por origen la Universidad de Sonora, ya que no se les ocurrió aprobar un catálogo que las abarcara.

La inclusión de un catálogo UNISON, resolvería varios problemas: Mantendría el interés de los académicos de alimentar las páginas de las publicaciones universitarias en cada unidad académica donde se realiza este esfuerzo, alentaría la mejora de la calidad de las publicaciones en el aspecto material y de contenido, se proyectaría la Universidad de Sonora como una fuerza académica que da frutos intelectuales dignos de mérito, se incrementaría la presencia de la institución en bibliotecas y centros de estudios, sería una referencia autorizada en las bibliografías y hemerografías de los distintos tipos de trabajos escritos, académicos e informativos. Todo ello sería posible si se continuara el esfuerzo editorial de la Universidad con el concurso de sus propios académicos, interesados en ver publicados sus trabajos con la seguridad de que les serán reconocidos oficialmente cuando soliciten su promoción de categoría y nivel dentro del tabulador universitario.

La omisión o ninguneo de parte del órgano colegiado que es el Consejo Divisional, permite vislumbrar el fin de la revista Vértice de la DCEA, así como el de otras que sirven a los profesores e investigadores para publicar sus hallazgos.

La ridícula idea de que lo externo es mejor, por comisión o por omisión, contradice o por lo menos hace que parezcan sospechosos los reconocimientos que la Universidad de Sonora ha estado recibiendo por la calidad de sus programas académicos y procedimientos administrativos. La anterior circunstancia permite suponer que las autoridades divisionales, en el mejor de los casos, optan por esperar que algún portal o biblioteca virtual ajena recoja, o acepte a solicitud de parte, las publicaciones universitarias para, al fin, reconocer que pueden ser un medio para que sus propios académicos se sientan confiados en publicar en ellas. Lo anterior demostraría que las dichas autoridades ignoran que el comportamiento normal de los académicos sería el de buscar publicar en las revistas y editoriales que estén “reconocidas” en su División, ya que lo que importa es acreditar publicaciones para los efectos de promoción, entre otros.

El no confiar y alentar la propia capacidad en los hechos de la vida cotidiana universitaria, disminuye, desacredita, ridiculiza las expresiones de suficiencia que se dan cuando la SEP o algún otro ente público otorgan “reconocimientos” a la institución universitaria. Quizá el rector Pedro Ortega Romero ignora que en la institución que representa se duerme con el enemigo, porque quizá los directores de división desconfían de los reconocimientos y sufren de un complejo de inferioridad generado por la propia estrechez de sus circunstancias.

Como quiera que sea, las aspiraciones legítimas de los académicos de ascender en la escala tabular, cuentan con un obstáculo incrementado por la propia mendacidad burocrática de sus autoridades inmediatas. Parece que las autoridades divisionales optan por acatar los acuerdos del Colegio Académico rápido, pero no necesariamente bien. Y ahí está el detalle.

Cabe esperar un acto de rectificación del acuerdo sobre publicaciones por parte del Consejo Divisional, reconociendo que las publicaciones universitarias tienen la calidad y autoridad suficientes que derivan del profesionalismo y capacidad de sus colaboradores. Si no fuera así, ¿qué sentido tienen los reconocimientos y acreditaciones recibidos?

sábado, 20 de diciembre de 2008

El convivio en Economía

En el departamento de Economía de la Universidad de Sonora, como ha sido costumbre cada fin de año, se reunió la variopinta tropa de profesores y algún alumno descarriado, empleados y visitantes de temporada.
El 19 de diciembre de 2008, se recordará como el día en que se dejaron temporalmente de lado las armas de la ironía y la soterrada cachiporra de la maledicencia para dar paso al trato cordial que marca la amnistía de fin de año. Los aires invernales y la cercanía de la Navidad, obraron el milagro de la reconciliación temporal de cara al reacomodo de personas y grupos como anticipo de la radicalización de las posiciones a la sucesión rectoral, al cambio de jefe de departamento y a la, en todo caso, no tan lejana sucesión en la dirección de la división de Ciencias Económicas y Administrativas.
Aunque en lo particular me importa un rábano el estado y la parafernalia de las alineaciones para la carrera burocrática universitaria, no puedo negar que me invade una suerte de inquietud anticipada por el destino que aguarda a la institución, al departamento y a la división.
Sucede que los puestos que debieran ser académicos, se pueden convertir fácilmente en cotos de caza privados y terreno para el cultivo de complicidades, concesiones y beneficios facciosos; es decir, que se asuman con criterios que harían palidecer de envidia a cualquier hacendado porfiriano. El cargo universitario no necesariamente está ligado al desempeño desinteresado de un académico comprometido con su misión, sino con los pujos de autoridad dignos de un megalómano enano, de un ser subdesarrollado emocionalmente que hinca el diente en el estatus para derivar lo que parece ser un ejercicio enajenado de sus funciones.
El servicio a los demás se convierte en el acto grotesco de servirse de los demás; el impulso a la academia se transforma en la obscena compulsión por burocratizarlo todo, en la fiscalización vulgar y ofensiva, en la agresión constante y poco discreta a los disidentes, a los que tengan una opinión distinta a la “oficial”, a los que piensan por su cuenta, a los que se aferran a la condición de académicos a pesar de las tentaciones farisaicas del nombramiento con efectos en el complemento en nómina. Pero, por contrapartida, se ejerce el derecho a la simulación, a la banalización de la cátedra, a las cesiones y presiones a nombre del equilibrio de fuerzas en la arena del sopor administrativo.
Diciembre es un buen mes para reflexionar poniendo un poco de distancia, una visión en perspectiva, de conjunto, necesariamente autocrítica que concilie nuestra historia personal con la institucional, que redimensione a los actores esenciales del próximo drama sucesorio, y que permita separar al trigo limpio de los abrojos de los ambiciosos, trepadores o simples comparsas en una feria de vanidades que puede empezar a escribirse dentro de la crónica contemporánea para pasar a las coordenadas lúdicas de una comedia de enredo, una farsa o un sainete. Diciembre es un buen tiempo para revalorar a nuestros compañeros de trabajo, apreciar lo que tienen de apreciable, respetar sus particularidades, reconocer honestamente su trayectoria y alegrarse de sus logros. Ser discreto depositario de sus errores, y un buen receptor de sus ideas, inquietudes, preocupaciones, y su visión de lo que debiera o no ser la institución, el departamento y la división. Quizá entonces pudiéramos construir juntos un entorno adecuado para la superación académica y personal de todos, y pensar en la Universidad como un proyecto compartido, un modelo a perfeccionar, un espacio de libertad para las inteligencias presentes y futuras, para bien de la institución, del Municipio, del Estado y la Nación.

lunes, 15 de diciembre de 2008

El zapatazo a Bush


A George W. Bush le lanzaron un par de zapatos en Irak. En la rueda de prensa, uno de los periodistas asistente le lanzó sus zapatos al tiempo que le decía que ahí estaba su beso de despedida, "perro".

Lanzar zapatos y la palabra perro, significan los dos insultos más contundentes del pueblo iraquí, son la manifestación de desprecio más clara, definitiva y profunda del musulmán.

El gobierno iraquí optó por detender al periodista bajo la sospecha de que alguien le había pagado o que estaba bajo el influjo del alcohol o alguna droga. También se le acusó de avergonzar al gremio periodístico y al pueblo iraquí, por el desplante despectivo contra Bush.

El pueblo iraquí auténtico clama por la inmediata liberación del periodista, y se solidariza con la manifestación de desprecio profundo hacia el terrorista mayor del planeta, al vicioso genocida que se solaza en oprimir al medio oriente en una invasión sangrienta e irracional, propia de mentes desquiciadas, de un verdadero e irredento psicópata.

La lacayuna actitud del gobierno pelele de Irak permite avisorar más sufrimientos para los habitantes de esas tierras desoladas, pero también la promesa de que la resistencia ciudadana continuará, a pesar de los muertos y mutilados que la invasión ha cobrado, del enorme sacrificio del pueblo iraquí, verdaderamente heróico.

El lanzamiento de zapatos y el calificativo de perro son, a fin de cuentas, la expresión diáfana del hartazgo de un pueblo expresado en la valiente acción de un hombre honesto.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Reformita bancaria


Los señores diputados se dieron a la tarea de maquillar el abuso en grado de rapiña que se perpetra cada día en nuestro país, al permitir que los bancos cobren altas tasas de interés, además de la viciosa práctica del anatosismo, es decir, cobro de intereses sobre intereses.

La venalidad de las autoridades, empezando con los criterios de protección del robo de cuello blanco, permite suponer que la dicha reforma solamente procurará proteger los intereses de los banqueros, al "prohibir" el otorgamiento de tarjetas a menores de edad y la ampliación del crédito a clientes, sin el consentimiento de éstos.

El tema de la reducción de las tasas de interés y la protección de los clientes ante el acoso de los bancos no fue considerado relevante, así que el robo seguirá viento en popa, permitiendo que la banca extranjera en México siga engordando sus utilidades, gracias al proteccionismo sui generis que aquí se practica, en el exclusivo beneficio de la rapiña trasnacional.

viernes, 5 de diciembre de 2008

La vida es como un río


Sin duda, la vida es como un río que va a dar a la mar, dejando estelas memoriosas de nuestro paso, de los hechos y actos de nuestra vida, de lo que olvidamos y nuestros recuerdos, así como de la sustancia de estos.

El recientemente desaparecido Lic. Artidoro Lagarda Núñez, dejó una honda huella en su tierra natal, en los ambientes en los que se desempeñó en la política y en la educación, según lo atestiguan las abundantes manifestaciones de duelo por su muerte prematura.

Llama la atención la entereza de su gentil esposa, Teresita Yescas de Lagarda, a quien agradezco la llamada telefónica que me hizo , en la que hubo ocasión de comentar sobre el funeral de Artidoro y las expresiones de afecto que sus amigos de Navojoa le prodigaron.

La que fuera compañera por más de 25 años del buen amigo Artidoro, merece nuestro reconocimiento y respetuosa consideración. Una mujer admirable que seguramente hallará consuelo en sus hijos, en las muchas amistades cosechadas y en los recuerdos de una vida buena al lado de un buen hombre.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Adios, Artidoro


El día de ayer por la noche, murió a consecuencia de un infarto al miocardio el Licenciado en Economía y Maestro en Administración, Artidoro Lagarda Núñez. Está siendo velado en la Funeraria Lourdes de su natal Navojoa.


Artidoro fue uno de los integrantes de la generación 73-78 de la licenciatura en Economía de la Universidad de Sonora, y durante su diversificada vida profesional navegó por las aguas de la docencia en el nivel superior y medio superior, en las estructuras administrativas del sector educación, en la vida política de su municipio y en las tertulias que reunieron a intelectuales, hombres de empresa y políticos, siempre con gracia, con la desenvoltura del hombre de bien que sabe ser amigo, cordial compañero y generoso ser humano.


Extrañaremos a Artidoro, navojoense de prosapia, sonorense non, amigo entrañable y buen padre de familia. Deseo fervientemente la pronta resignación y consuelo a su familia, esposa e hijos, a sus amigos cercanos, a quienes lo quisieron y apreciaron en su dimensión personal y profesional. Deseo, sobre todo, que su recuerdo perviva en nuestros corazones, como parte de una generación de economistas sui generis, de esos que no se venden, que sonríen a la vida, que se van con elegancia y dignidad cuando la muerte, mujer al fin, reclama su presencia.

¡Hasta siempre, amigo Artidoro!

martes, 25 de noviembre de 2008

Adiós, Pancho


Ayer, 24 de noviembre, a las 6:00 horas, falleció el profesor universitario Francisco (Pancho) Javier Durazo Robledo. Pancho fue maestro de tiempo completo del Departamento de Contabilidad y ocupó el puesto de coordinador ejecutivo de la ECA en el período 1989-1992, pero fue, sobre todo, un buen amigo a quien es preciso reconocer su calidad humana y lealtad.

Los amigos que deja, en el ámbito profesional y personal, sentimos su pérdida y deseamos resignación y consuelo a su esposa, hijos y familiares. Que en paz descanse un universitario ejemplar, quien a pesar de estar gravemente enfermo estudiaba afanosamente su doctorado. Deja una tesis doctoral inconclusa, pero el recuerdo de una vida plena. Que en paz descanse el buen amigo Pancho.

domingo, 23 de noviembre de 2008

APEC-PERÚ 2008


La Cumbre de Apec 2008 en Perú, es lo que se podía esperar en tiempos de crisis: una reedición del Consenso de Washington en cuanto sus efectos políticos regionales, que marcan la vocación colonial de los países periféricos al insistir en la subordinación de sus intereses económicos nacionales a los de Estados Unidos. La reciente reunión del G-20 en Washington, ahora con la presencia de España, simplemente remarcó el papel de la periferia en relación al centro hegemónico internacional en materia de economía y finanzas.

Llama la atención la reiterada defensa del libre comercio y el repudio a medidas de carácter proteccionista, aunque de ellas dependa la posibilidad de industrializar a los países periféricos y permitir el desarrollo de economías más independientes y resistentes a fenómenos macroeconómicos y sociales como los que actualmente se expresan en la actual crisis internacional cuyo epicentro es Estados Unidos.

Felipe Calderón, remedo presidencial mexicano, se lanzó como portavoz de una nueva edición de las cadenas institucionales que atan a la pobreza a nuestros países. Su postura revela la utilidad de la manipulación de la ignorancia en materia económica y política que el imperialismo quiere conservar, como condición de sobrevivencia de un sistema económico basado en la desigualdad y en la exclusión. Triste papel de México en el concierto de las naciones que luchan por su libertad e independencia.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Sin memoria

Con el argumento de evitar “puentes”, algunas fechas históricas pasan olímpicamente al cesto de la basura burocrática para ser sustituidas por productos anodinos de un eficientismo sin mucha justificación. El tradicional desfile del 20 de noviembre, sufre la podadora burocrática y se convierte en una fecha y evento sin mucha trascendencia.

El solo recuerdo de las luchas del pueblo mexicano contra la oligarquía terrateniente y el dictador Porfirio Díaz, parece provocar dolores estomacales a la actual clase gobernante emanada del neoliberalismo. Los gobiernos neoliberales en México han tratado con relativo éxito de difuminar la línea divisoria entre el espacio público y el privado, desnaturalizar al Estado y transferir muchas de sus funciones al mercado, en condiciones que desmienten el carácter social de la economía y la buena práctica económica previa a las instituciones de Washington, tras la segunda guerra mundial.

La desmemoria convertida en estrategia de dominación, permite que los gobiernos en la órbita imperial desarticulen la cultura local y los valores que dan unidad de propósitos a los planes y programas de gobierno como la acción del Estado en la economía y la política nacionales. La transnacionalización de la economía y la política supone un elemento de sustitución cuyos costos pueden ser fatales para la soberanía nacional y el desarrollo de los pueblos bajo sus propias expectativas de progreso.

La pérdida de identidad nacional aparejada al sentido de sus transformaciones, genera un producto manipulable que, por la fuerza de atracción que ejerce el polo dominante de la economía mundial, permite la difusión de supuestos que nos persuaden de que la vida como colonia agro exportadora es mejor que la de ser un país independiente con una industria incipiente, deficiente, poco competitiva pero propia y en vías de mejorar, merced al esfuerzo nacional.

En el caso particular, desde el tiempo de Carlos salinas de Gortari, se ha visto cómo se ataca sistemáticamente la memoria histórica de México, cómo el pragmatismo lleva al gobierno federal a un cambio de fechas en las conmemoraciones de hechos históricos fundamentales para el país. Se instaura un estilo de gobierno apegado a los designios de los organismos financieros internacionales y la ilusión de la modernidad dependiente termina por ser ruta y destino.

El día 20 de noviembre, aniversario de la Revolución mexicana que abatió la dictadura y sentó las bases del México de las instituciones que terminaron con el caudillismo y recuperaron el dominio de la nación sobre sus recursos naturales, es una fecha molesta para los agentes del imperialismo. La conmemoración del aniversario de la Revolución termina siendo políticamente incorrecto, en una nación a expensas de la inversión extranjera directa, la instalación de maquiladoras, la desindustrialización al tiempo que se pactan acuerdos lesivos para el comercio, la agricultura y otros importantes rubros de actividad económica; todo, gracias al prurito modernizador que deja de lado el progreso a cambio de las migajas que la cooperación internacional en condiciones de desigualdad, se empeña en sostener el gobierno de la derecha.

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la Alianza para la Seguridad de América del Norte, son instrumentos que, junto con el llamado Plan México o Iniciativa Mérida, así como el aún no concretado Plan Puebla-Panamá, cierran el círculo de la dependencia y la calidad de patio trasero de Estados Unidos. Acuerdo o tratados que hasta la fecha no han aportado nada más allá de una absurda perspectiva de neocolonialismo explotador. La relación armoniosa entre tiburones y sardinas no puede ser concebida como posible, salvo por los efectos enajenantes de una ideología depredadora.

El 20 de noviembre debe ser conmemorado en su fecha justa, en la coincidencia onomástica del momento histórico cuyo contenido dio origen a las instituciones fundamentales del país. El colocar la celebración en cualquier hueco burocráticamente conveniente, termina por afectar el nervio, la sustancia de una gesta que debe ser recordada como ejemplo de determinación y altura de miras. Se trata de un movimiento popular que dio origen a la Carta Magna de la nación, documento que es ejemplo de justicia social y del que emanan las leyes que el Estado neoliberal quiere borrar.

martes, 18 de noviembre de 2008


Aunque usted no lo crea, en el Departamento de Economía, con la idea de celebrar el aniversario 38 de la fundación de la primera escuela de Economía en el Estado, se instaló un mariachi y una mesa con pastel y demás, desde las ocho de la mañana. Parece que las autoridades no se ponen de acuerdo en dos temas: respetar los horarios de clase y dar espacio a las celebraciones.

A pocos días de terminar el semestre y habiendo aún actividades de docencia que exigen la presencia y atención de los estudiantes, ¿por qué se propician eventos que necesariamente distraen a los estudiantes y profesores de sus obligaciones? ¿Será posible que a nadie se le ocurra que tener música a la puerta de las aulas afecta las labores cotidianas? ¿Tendrá justificación el no buscar un horario adecuado para el festejo, salvando el tiempo que corresponde por programa al cumplimiento del plan de estudios? ¿Cuál será realmente la posición de las autoridades respecto a la calidad educativa? ¿Tendrá sentido el mantener a un policía escolar, mal llamado prefecto, para que vigile el cumplimiento de los horarios, si la propia autoridad permite distractores cuyo producto inical es el ausentismo en las aulas?

domingo, 16 de noviembre de 2008


Según nos ilustra el señor secretario de comunicaciones y transportes del gobierno de Calderón, Luis Téllez, el avionazo en el que murieron varias personas y el secretario de gobernación Mouriño, se debió a la impericia de los pilotos al enfrentar una turbulencia. Se da carpetazo a la hipótesis del sabotaje, como a la de la falla mecánica producto de un deficiente mantenimiento en empresa gringa. Cae por tierra lo reprobable de la concesión a particulares de servicios que debieran estar a cargo de personal calificado mexicano. Cae también por tierra la calidad aeronáutica del jet ejecutivo en el que viajaban, para convertirse en un medio inseguro como una hoja de papel al viento.

Por obra del sesudo análisis efectuado en tierras del tío Sam, cae por tierra también el supuesto de soberanía nacional en asuntos del espacio aéreo y lo que en él ocurra, ya que hubo que solicitar la intervención extranjera en la elaboración de la más increible de las explicaciones, muy al estilo de la basofia que dejan caer en las mentes de los ciudadanos gringos las mil y una agencias de inteligencia dedicadas a la manipulación de la ignorancia y candidez ambientes. Con esto, tenemos estupideces de primer mundo que pasan por resultados de investigaciones que pudieron serlo y no fueron. Tenemos, entonces, más muertos bajo la alfombra.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Obama



Se confirma el triunfo de Barak Obama, afroamericano hijo de inmigrante keniata. El grito de capaña fue Change! (cambio) que permite suponer que el del presidente número 44 de Estados Unidos será el gobierno del cambio.


Si como en México, la gente votó por el cambio, debiera concederse que en realidad lo hizo por hartazgo de una política y un partido que había fallado a las expectativas de bienestar de la gente común, la que va a la guerra a defender alguna abstracción como la democracia y la libertad, como es entendida en USA, y que sirve de carne de cañón para satisfacer los pujos imperiales de un gobierno genocida.


Cuando en México se votó por Vicente Fox, inaugurando el "gobierno del cambio", lo atípico del presidente electo se volcó pronto en las páginas de los periódicos como una comedia de enredo, una burla permanente a la investidura presidencial y un océano de insatisfacción, aparejada a una de las más grandes escaladas de violencia y corrupción de que se tenga memoria. Hoy con su sucesor Calderón, la violencia recorre territorios ignotos e, imparable, se erige norma y estilo de vida.


Barak Obama, el hijo de inmigrante negro, ofrece otra imagen en un contexto en el que el racismo y la discriminación han sido estilo de vida, norma que excluye y que constituye destino. Un afroamericano demócrata que parece tener la intención de corregir el rumbo, de hacer el gobierno del cambio, en un país caracterizado por la rapiña imperial contra Latinoamérica y otras regiones; un país que impone su idea de democracia a costa de la destrucción de cultura e identidad, de manipular la beneficencia a cambio de apoderarse de las riquezas presentes y futuras de otras naciones; un país que corrompe sistemáticamente a los politicos y empresarios propios y extraños, cerrando el círculo de la dominación mundial, capaz de arrastrar al mundo a las profundidades de su propia crisis.


Si bien es cierto que la victoria de Obama contra el republicano McCain es importante, debe considerarse solamente como una cuestión de matiz: de la negrura de la política republicana a los tonos de gris de los demócratas, respecto a la forma de administrar el imperialismo en el sufrido planeta en que vivimos. Bienvenido Barak Obama, por oposición a la basofia republicana, aunque, después de todo, Obama es gringo y defenderá los intereses del país-pesadilla que tenemos por vecino.

La ley de gravedad


El revuelo que tuvo su epicentro en el DF, pronto trascendió las fronteras de Chilangotlán y abarcó la república entera: en el avión jet ejecutivo que, alrededor de las 6:42, hora del centro, se había desparramado en el pavimento, iba el Secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, quedando en calidad de fragmentos madrileños flotando en las etéreas regiones de la duda política; también fallecieron sus acompañantes y la tripulación. Las consecuencias fueron desastrosas: muchos vehículos y tranquilos ciudadanos quedaron afectados por el siniestro, heridos por algún fragmento metálico o de plano víctimas del fuego producto de la combustión de la aeronave y los automóviles por ella alcanzados.

El joven funcionario calderonista, de quien se cuentan múltiples hazañas en materia de tráfico de influencias, aprovechamiento del cargo público para enriquecimiento personal y familiar, se encontraba lidiando con las noticias de enriquecimiento súbito y opaco de su señor padre, Carlos Mouriño, a quien la PGR había intentado favorecer promoviendo un amparo para que se le echara tierra al asunto. Ambos, padre supérstite e hijo, a partir del día 4 de noviembre, difunto, lograron acaparar la atención internacional por la manifiesta habilidad para los negocios con cargo, finalmente, al erario nacional.

En su mensaje a la nación, Felipe Calderón, el compungido especialista en ingresos por la parte trasera de los recintos oficiales, prácticamente lo declaró ejemplo a seguir e inspiración para las futuras gestiones y acomodos, de cara a un panismo con demostrada facilidad para arrastrar cobijas que hoy sufre la pérdida de uno de sus activos y, según se sabe, frustrado tránsfuga del poder Ejecutivo al Legislativo, para regresar al Ejecutivo en ocasión de la elección presidencial del 2012.

Por otra parte, la novedosa victoria de un afroamericano en la patria del racismo y la discriminación, resulta ser una gota definitiva en el derrame del vaso del conservadurismo de Washington. Esto último y la lucha contra el narcotráfico, verán otros escenarios en Iberoamérica y, en particular, México.

Si bien es cierto que la muerte de cualquier ser humano es lamentable, también lo es el hecho de que las circunstancias de la muerte del Secretario Mouriño, abren los anchurosos cauces de un replanteamiento de la política nacional, aunque se corre el riesgo de que se justifique, o pretenda hacerlo, la criminalización de la protesta pública, la disidencia en cualquiera de sus formas y la represión. La sola sospecha de un atentado, abriría la puerta a la procuración de la justicia, pero también a la persecución de actores políticos ajenos a la violencia criminal, hasta ahora imbatible por el gobierno.

La actual administración pública federal, padece de una ineficiencia profunda, un pragmatismo feroz y una escasa capacidad de respuesta, ante hechos que ponen en riesgo la estabilidad de la nación. Lo preocupante del asunto, tragedias personales aparte, es la exacerbación del potencial autodestructivo de que ha hecho gala el Estado mexicano, durante la ridícula epopeya del neoliberalismo de guarache.

viernes, 31 de octubre de 2008

La Cumbre de El Salvador


“Juventud y desarrollo”, fue el tema central de la XVIII Cumbre Iberoamericana, realizada en San Salvador, República de El Salvador. El evento que reunió a 19 de los 22 mandatarios Iberoamericanos, siguió navegando en la indefinición política, los buenos deseos y la fraseología de un neoliberalismo que se confiesa fraude y, sin embargo, se mueve.

Cumbre contradictoria, porque convoca a los países más perjudicados por la crisis, de los que están en la órbita del dólar, permitiendo la catarsis de sus penas y dolencias para seguir cargando la cruz de la hegemonía de las instituciones de Washington, mientras la población padece de hambre y desesperación, apenas reprimida por los gobiernos regionales que cumplen con los dictados de la moda: hablar de la juventud y el desarrollo, sin tocar los fundamentos de la maquinaria de opresión económica que hace improbable el bienestar de una y la ocurrencia del otro.

La Declaración de San Salvador, el 31 de octubre de 2008, consta de 41 acuerdos que reciclan muchos de los anteriores, destacando los relativos al acceso a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, impulso de programas de emprendedores y apoyos a las organizaciones juveniles, a la prevención del VIH-Sida y fortalecimiento de valores.

En el documento suscrito, existen ciertas alusiones al empleo, a la igualdad de oportunidades y a los derechos a la salud y educación, pero están ausentes los pronunciamientos de algunos mandatarios como Rafael Correa, de Ecuador, respecto a crear un banco y una moneda regional única; o lo dicho por Luiz Inacio Lula Da Silva, de Brasil, sobre recuperar el Estado, así como afrontar la crisis con “más integración, más comercio justo y menos subsidios”. Tampoco hay alusiones formales respecto a lo señalado por la presidenta de Argentina y su homónimo de la República Dominicana, Cristina Fernández y Leonel Fernández, respectivamente, acerca del fracaso del neoliberalismo. También hubo participaciones como la de la señora Michelle Bachelet de Chile y el español José Luis rodríguez Zapatero, sobre la urgencia de reformas al Fondo Monetario Internacional.

Queda para el anecdotario, la defensa de la señora Cristina Fernández de Kirchner, a su propósito de estatizar el sistema de pensiones, criticada por las huestes de la ortodoxia del libre mercado, entre las que destaca Rodríguez Zapatero, asimismo, las ya abundantes pruebas del fracaso del sistema económico elevado a su expresión más salvaje por vía del neoliberalismo, asumido como mandato divino por parte de los gobiernos de una buena cantidad de países que, por sus condiciones económicas y sociales bien pudieran estar trabajando en otra dirección.

La XVIII Cumbre Iberoamericana, deja un extraño sabor de boca, una mezcla de propuestas que sugieren el abandono de la dependencia financiera de la región, contra otras que la defienden. El solo tema de la convocatoria sugiere una dislocación entre lo que es y lo que se desea, quedándose con los deseos sin atacar las causas profundas que impiden su realización.

Se habló de la juventud y la protección que debe tener por parte del Estado y la sociedad en general, pero nada se habló de los muchos habitantes de América Latina que, sin ser jóvenes, padecen del abandono de las instituciones, comenzando por las económicas que ignoran las necesidades de los niños, los adultos, los ancianos, los que apoyan desde el hogar, la escuela o el empleo, el desarrollo integral de esa juventud que se dice nos preocupa. Se aborda el problema de la desigualdad, de las necesidades insatisfechas, del acceso a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, a una educación que contemple programas de emprendedores, dejando de lado el hecho de que la desigualdad empieza con las oportunidades de acceso a la educación, al empleo e ingreso justo. Se ignora el hecho de que la calidad de emprendedor requiere de un contexto abierto a las nuevas ideas, al crédito y a la seguridad jurídica que no sólo favorezca sino que proteja la innovación; que existan empresas que acojan a los trabajadores y permitan su superación personal y profesional; un sistema educativo incluyente y democrático, abierto a la investigación y el desarrollo, apoyado por el Estado y por los sectores productivos, destino de los egresados, en condiciones de equidad y respeto a la pluralidad.

Una nación que se transforma productivamente, que alienta la industrialización nacional, necesariamente protege su planta productiva, procura ponerla al día, de acuerdo con su proyecto particular, si incorpora nuevas tecnologías, serán las pertinentes a su propio modelo, no aquellas que llegan del exterior empaquetadas para un usuario estándar, para un cliente anónimo que lo mismo da que esté en un punto u otro del planeta.

En la cumbre de San Salvador, como lo dijo el presidente ecuatoriano Rafael Correa, se dieron cita los representantes de dos visiones: la que se conforma con “parchar” el sistema y la que propone crear otro mejor.

La pregunta que surge al hablar de una “cumbre iberoamericana” es la siguiente: ¿los asistentes son únicamente aquellos países que fueron colonia de España o Portugal? No, pero debieran serlo. Sería interesante la reunión de los pueblos de América Latina, sin la presencia regañona de las antiguas metrópolis (desde luego, sin la tutela de Estados Unidos), sin el embarazo de la presencia de las trasnacionales de la banca y la energía representadas por el gobierno de España; con la posibilidad de que, estando sólo entre iberoamericanos, se replantearan las pautas de nuestro desarrollo, de manera independiente y soberana.

miércoles, 29 de octubre de 2008

30 años







Hace 30 años, un numeroso grupo de estudiantes ingresaron e la entonces Escuela de Economía de la Universidad de Sonora. La que sería la cuarta generación, se dividió en dos grupos por razones administrativas, ya que por su número era complicado atender las necesidades de un estudiante bastante peculiar: situados en el ambiente complejo y agitado de los años 70, las inquietudes políticas se mezclaban con una vocación académica exigente y crítica, en un equilibrio siempre precario que, al final, hizo que de alrededor de 120 estudiantes, solamente lograran terminar la carrera 23 y obtener su título cerca de una docena (de ellos, 4 son postgraduados y, a la fecha, 2 cuentan con grado de doctor). Cinco miembros de la generación 73-78 se dedican a la docencia universitaria, el resto navega en las aguas turbulentas de los negocios y el sector público.



Aunque cualquier intento de caracterización es, en este caso, ociosa, la generación 73-78 de economistas sigue siendo inquieta, crítica, heterodoxa y memoriosa.


El recuerdo de maestros distinguidos, como Francisco Navarrete Santana (Picopancho), Ramón Figueroa Rendón, Taide Lauro Navarro Navarro ( en la foto), representa un lazo de unión indestructible entre la variopinta tropa. En los ya lejanos tiempos estudiantiles, se decía que el estudiante aprendía con el maestro, sin el maestro y a pesar del maestro. La actitud autodidacta era la tabla de salvación, el reto y la garantía de que se concluirían los estudios si no en tiempo, sí en forma.


Con una administración universitaria en contra, en un entorno plagado de dificultades políticas, la generación salió adelante, a contrapelo, por mérito propio, y hasta la fecha.


martes, 28 de octubre de 2008

Demasiado pedir


Resultó demasiado pedir el incluir en el texto de la ley petrolera la advertencia de que no se haría ninguna concesión de bloques petroleros a empresas privadas. Los señores legisladores en San Lázaro, decidieron no considerar la solicitud de Andrés Manuel López Obrador acerca de la defensa del petróleo, desestimando la puntualización que propuso.


Conformes con haber dejado una puerta abierta a los apetitos de las compañías transnacionales del petróleo, dejaron constancia pública de lo que consideran un éxito legislativo.


Lo que se desprende de la complacencia legislativa es que en México no existen partidos políticos que representen los intereses del pueblo, sin caer en la tentación de transar con el enemigo.


Parece que somos un pueblo condenado a ser oposición de los que dicen representarnos y, sin embargo, trabajan afanosamente contra nuestros intereses.


México carece de una vía segura hacia el progreso, mediado por una política que aliente la industrialización, la generación de empleo y distribución equitativa del ingreso; pudiera afirmarse que las bases de la seguridad social están minadas de manera intencional. La política sirve solamente a la subespecie patronal autollamada "políticos", vergüenza y baldón de cualquier sociedad medianamente civilizada.


En consecuencia, la lucha pacífica continúa.


Traición


Gamboa Patrón del PRI y Héctor Larios del PAN, acaban de declarar que no estarán presentes en San Lázaro, cuando Andrés Manuel López Obrador exponga sus razones para modificar el artículo 60 de la ley petrolera, añadiéndole la advertencia de que no se cederá a la iniciativa privada la explotación de bloques exclusivos de la nación. Dicho de otra manera: insiste en que debe quedar claro que no hay privatización. Tal advertencia es congruente con el espíritu y la letra de la Constitución.
Sin embargo, los dos grupos parlamentarios más numerosos del Congreso, se resisten a tocar el tema. Lo que se concluye por necesidad es que, tanto el PAN como el PRI, han renegado de su obligación de defender y hacer cumplir la Carta Magna de la nación mexicana. Insisten en conservar huecos que sirvan para un propósito nefasto: la privatización del petróleo.
Ambos partidos, acompañados del Partido Verde Ecologista y varios tránsfugas de la izquierda oficial, se definen como traidores, lacayos de las trasnacionales y escoria política. Son, por su comportamiento, simples prostitutas políticas.

domingo, 26 de octubre de 2008

El fin... El principio


No serìa extraño que los mexicanos fuèramos vìctimas de un engaño monumental; pudiera darse el caso de ser un paìs encuadrado en una ficciòn monumental, cuyas fronteras fueran, en realidad, no los lìmites de una naciòn independiente, sino de una colonia, una provincia que cumple la funciòn de ser zona de amortiguamiento, traspatio imperial, resumidero de las fallas econòmicas y campo de explotaciòn de fuerza de trabajo barata. Ademàs, pudièramos ser un simple proveedor de materias primas, de energèticos, de recursos biòticos y taller de autopartes que simula ser hospital barato y eficiente para la reparaciòn de los pacientes extranjeros que hacen turismo de la salud, merced a la baratura de tratamientos y tiempos de hospital, asì como a la donaciòn forzada de òrganos.

Los rumores de una futura integraciòn monetaria, traen consigo la certidumbre de una domesticaciòn que se transforma en virtuosa cooperaciòn internacional, de una disciplina ejemplar en eso de acatar sin chistar las directrices del Fondo Monetario Internacional y las instituciones de Washington en èstos y otros menesteres.

La lògica del engaño parte de los supuestos que antes nos integraban: soberanìa, independencia, libertad y estado de derecho. Sucede que ahora estamos reeditando el significado de èstos, merced a la nueva gramàtica que escribe la dependencia como estilo de gobierno y de vida. Logramos relativizar los conceptos a partir del discurso oficial preñado de cifras alegres, de triunfos ficticios, de logros inexistentes, de avances contradictorios, de inercias aprendidas de espaldas a la realidad, en el inagotable tedio de una escuela que no enseña, en la desarticulaciòn de la familia, en el derrumbe de la sociedad-marasmo de una ciudadanìa sin memoria.

Debemos poner a cada cosa su nombre, en una especie de Macondo existencial que espera la revelaciòn del hielo, traido entre las maravillas de una feria nòmada.

Al menos, tratemos de conservar la capacidad de asombro, como primera aportaciòn al mundo que està por construirse, tras del colapso de las instituciones.

jueves, 23 de octubre de 2008

Excelencia


Si fuera necesario calificar la propensión del gobierno mexicano de poner en manos del extranjero el destino de la nación y entregar sus recursos naturales, tendríamos que echar mano de una palabra: excelencia.

La afanosa disposición de hacer entrega del petróleo a las grandes corporaciones tiene como objetivo realizar el ideal gringo de tirar por la borda el artículo 27 constitucional, viejo sueño que desde 1917 ocupa al gobierno del Tío Sam y que ha sido una constante tentación en las relaciones bilaterales.

El gobierno de Calderón finalmente ha sacado adelante una reforma petrolera que permite la conservación de los boquetes creados durante el salinato y amplía las posibilidades de no decepcionar al vecino del norte, gracias en buena medida a la generosidad con que claudican de ideología, principios, historia y doctrina los partidos políticos como el PRI, vergonzante de un origen revolucionario que se cambió por un plato de lentejas, sobre todo en los jaloneos del último tercio del siglo XX, para llegar a ser una comparsa experimentada en el arte de gobernar entrando el siglo XXI.

El PAN, no deja de ser una lastimosa muestra de conservadurismo y espíritu fenicio, heredero de los mercaderes expulsados del templo por Jesucristo, y ahora instalados en Palacio Nacional y el Congreso de la Unión.

Los pujos prostibularios de la clase político-empresarial en el poder, dan la nota alegre en la política nacional: una alegría etílica matizada con Prozac y otros polvos que, a fin de cuentas, revelan la naturaleza de los lodos que los originaron. Somos un país excelente, pero para engrosar los ingresos de las compañías petroleras internacionales. Somos el país enano que le sirve de estribo al imperialismo, en el escenario de la crisis más grave de los últimos tiempos.

sábado, 18 de octubre de 2008

La nueva crisis


Que las empresas están quebrando, que los trabajadores en desempleo forzoso son más, que la cara gubernamental se descompone y permite descubrir la sordidez neoliberal que atrapa el discurso económico y destruye como si tal cosa la economía familiar, las expectativas del pequeño y mediano empresario; que la política económica nacional es una copia con mala ortografía de aquella diseñada para que los países pobres lo sigan siendo y que los ricos continúen atiborrándose de ganancias casi gratuitas, en una clara demostración que las relaciones centro-periferia no son cosas del pasado, queda, más que nunca, demostrado.

Aún así, no faltan imbéciles que pugnan por el libre comercio, como si tal cosa fuera posible en un mundo económicamente asimétrico, caracterizado por la absurda convivencia entre tiburones y sardinas, por obra de la demagogia fondomonetarista y la obediencia ciega de gobiernos apátridas.

La actual crisis ha servido para ilustrar los alcances de la depredación mundial, de la obscena codicia de EUA y congéneres, de la patología que invade a las empresas trasnacionales y la compulsión al genocidio en nombre de la democracia y el libre mercado.

México, al igual que los demás países de América Latina, debieran unirse en un esfuerzo común: la industrialización nacionalista e independiente; la creación de un área de mercado común y un sistema financiero latinoamericano. Desde luego sin la presencia de EUA, influencia nociva y destructiva de cualquier posibilidad de progreso.

domingo, 5 de octubre de 2008

El turismo que viene


El turismo representa una fuente de ingresos nada despreciable, y los países buscan la forma de proporcionar las mejores condiciones para que fluyan los recursos al hacerlo las corrientes de viajeros por descanso y recreación, además de aquellos que tienen que viajar por razones de negocios. Los gobiernos buscan apoyar la actividad turística y el desplazamiento de personas constituye un reto por lo que atañe al transporte y el hospedaje, dos puntos fuertes sin los cuales el destino en sí no sería lo suficientemente poderoso para atraer a la generalidad de los visitantes.

En el mexicano estado de Sonora, la actividad turística presenta un panorama favorecido por la geografía, por el atractivo con que cuentan sus costas y la región serrana, amén de lugares con interés histórico, artesanal y gastronómico. En el territorio sonorense encontramos vestigios de arte rupestre, restos de edificaciones coloniales, construcciones de la época porfiriana y una modernidad variopinta que, en conjunto, dibuja un panorama atractivo y diverso.

Asimismo, se cuenta con espacios que invitan a la contemplación de la naturaleza y a la convivencia con diversas especies animales, además de ranchos ecológicos y lugares donde se puede practicar la caza, la pesca y la fotografía, en un escenario que cumple las expectativas de quien aprecia la cultura eco-turística.

Aunque ha faltado un mayor empeño por parte de los organismos oficiales y particulares en hacer más atractivos los espacios y los servicios sonorenses, se puede decir que el estado es un buen lugar para las actividades turísticas.

Recientemente, el tema turístico se ventiló en un programa radiofónico, en el cual fue entrevistado el titular de la Secretaría de Salud del Estado, Dr. Raymundo López Vucovich. De manera inopinada, el funcionario anunció la especie de “turismo de la salud”, con lo que añade un punto de confluencia entre lo que es estrictamente el ámbito de competencia de la dependencia a su cargo y lo que debiera ser propio de la Secretaría de Economía, Turismo o cosa parecida, porque, según ha trascendido, la idea obedece a la necesidad de “generar divisas” por este concepto.

Desde luego que la actividad turística puede fomentarse a través de la oferta de determinados servicios, como ocurre en otros países y regiones. Por ejemplo, es emblemático de Las Vegas, Nevada, la posibilidad de casarse o divorciarse con la velocidad y soltura del capricho, de la euforia etílica, de la más pragmática conciencia y de la transformación del capricho en urgencia burocrática.

Pero, más allá de los paisajes naturales y la riqueza del folklore local, los servicios que se pueden brindar al turista son un atractivo que puede resultar sorprendente. Por ejemplo, en Ghana, África, la oferta de ataúdes de fantasía resulta un poderoso atractivo que ya empieza a cosechar un tipo especial de clientela, y a los lugareños siguen los clientes que vienen de fuera para hacer realidad un sueño: ser enterrado en un auto de lujo, en una barca, en un martillo, en una gallina, entre otros, elaborados en maderas de la región y con lujo de detalles.

En el caso de Sonora, la carencia de cobertura hospitalaria, medicamentos, materiales de curación, personal médico y de enfermería, mala atención a los pacientes, insalubridad en las instalaciones públicas, ¿nos hace candidatos a ofrecer este tipo de servicios al extranjero? ¿Entonces, qué tipo de servicios se van a ofrecer? El titular de Salud aclara que serán servicios especializados, que en otras partes resultan muy caros y que aquí los precios resultarán bastante económicos, en comparación: cirugías, tratamientos y estancias.

La idea sonaría bien si no se tratara de, prácticamente, subsidiar con dinero público la actividad privada en materia de salud. Resulta que el Estado va a promover el turismo de extranjeros enfermos que se vengan a atender en Hermosillo, aprovechando la infraestructura privada existente: los hospitales y clínicas de lujo que languidecen por falta de “clientes”, porque los pacientes van a las instituciones públicas, o lo que queda de ellas.

Colateralmente, se habla de tiempos de espera para pacientes que requieran de un trasplante, lo que sugiere que la oferta de Salud incluiría la logística para conseguir fluidamente un riñón, corazón, hígado o alguna otra refacción humana disponible en el depósito de homo-partes en que se convertiría cualquier centro de salud.

Si se junta la idea del turismo de la salud con la iniciativa de hacer obligatoria la disposición de los órganos humanos para donación “altruista”, en clara contradicción con lo que dispone la legislación federal correspondiente, donde se subraya el carácter voluntario de las donaciones, entonces tenemos un esquema turístico a costa de la integridad física de los ciudadanos sonorenses que mueran sin contar con alguna especie de salvaguarda legal que evite su conversión en ganado a disposición del carnicero.

La idea de filetear seres humanos para generar divisas es, por lo menos enfermiza. Obedece a una clara vocación fascista incubada en algún campo de concentración nazi, donde se despellejaba a personas para utilizar la piel en la elaboración de pantallas para lámpara, o si se quiere, en algún centro psiquiátrico albergado en los sótanos del FMI, OCDE, Banco Mundial u otro cubil del neoliberalismo como forma de enajenación universal. De la economía ahora pasamos por la salud, y de ella a la comercialización de partes humanas, por aquello de “generar divisas”.

El morboso propósito de la Secretaría de Salud del gobierno de Eduardo Bours, debiera estudiarse como una manifestación nítida de lo que es el desprecio por la humanidad y, en consecuencia, por los derechos humanos. Las donaciones de órganos deben y deberán ser siempre voluntarias y expresamente concedidas por la parte interesada o su representante.

Con esta iniciativa, nuestro gobierno se dispone a legislar una especie de canibalismo a favor del extranjero, que conlleva la pérdida del respeto y la consideración que merecen los seres humanos nacidos en esta región en aras de un comercio obsceno y dudoso.

sábado, 4 de octubre de 2008

Cuarenta años no es nada


“¡Espurio!”, sonó como latigazo en la faz de la simulación hecha gobierno. El estudiante interrumpió el discurso de Felipe Calderón y de inmediato fue ubicado por los elementos del Estado Mayor Presidencial. Fue tomado preso por el delito de expresar su opinión, en medio de la ceremonia en homenaje al mérito estudiantil que en algunos jóvenes es sobresaliente. También fue tomado preso otro joven que se atrevió a manifestar que no había “libertad de expresión”.

Se supo que después fueron dejados en libertad, tras el anuncio oficial de que no se presentarían cargos. Pero, la mancha de una represión anunciada dejó constancia pública de que el que abre la boca para fines distintos a la alabanza es, como queda claro, reo de sinceridad cívica, delito mayor que se condena con visitas al Ministerio Público, a las reconditeces del aparato judicial, al pabellón del olvido en algún campo militar, a la ignominia de ser privado de la libertad por causas de iniquidad pública.

Curioso asunto ese de resucitar el nefasto artículo 145 y 145 Bis del Código Penal. La “disolución social” dejó de ser delito gracias a los eventos del 68 mexicano, donde se lavó con sangre la afrenta al autoritarismo mexicano y finalmente la turba cívica dejó de serlo para pasar a la historia como mártires de la democracia. El crimen de ser “comunista” encubierto en la famosa disolución social satisfizo a la CIA y otras agencias de la manipulación internacional, pero no confundió a un pueblo entero que dijo “¡basta!” a la antidemocracia, a la vocación genocida de un gobierno entregado, como el de hoy, a los caprichos gringos y a la paranoia de la seguridad nacional.

El acoso de agosto y septiembre de hace 40 años, demostró la ausencia de voluntad de diálogo del gobierno, lo cual se comprobó más allá de lo racional en octubre. Los estudiantes se convirtieron en el enemigo público número uno, en la hueste irreductible, en el mal ejemplo que había que disciplinar de manera categórica, y se empleó la fuerza del Estado, dejando 400 muertos en calles y hospitales. Un asesinato de Estado, perpetrado por un gobierno infiltrado y manipulado por la inteligencia gringa.

Dos décadas después, las marchas en toda la nación demuestran que el 2 de octubre no se olvida. A pesar de la bazofia ideológica inyectada por EUA, la derecha en el poder y los corifeos empresariales de cualquier calado. La lectura obligada de la prensa satisface la curiosidad histórica y desvela la hipocresía reinante, como si la nación no fuera un botín que se disputa entre la capirotada política nacional y las corporaciones internacionales en busca del tesoro perdido, extraviado, oculto, o difuminado por la omnipresente, aunque babeante, demagogia del proyecto entreguista de Felipe Calderón. Los estudiantes detenidos el día de la juventud, terminaron siendo dos eslabones más de la cadena de luchadores por la democracia que empezó hace 40 años, y hoy sigue. Su libertad y bienestar es asunto de todos.

El día 2 de octubre, diversos medios presentaron películas, documentales, reportajes, entrevistas y comentarios acerca de lo ocurrido en Tlatelolco 1968. Así, pasaron por las pantallas las escenas de programas como “El grito”, “No se olvida”, y otros de diversa extensión y contenido. Antes habían circulado ediciones especiales en conmemoración de la matanza de Tlatelolco, de revistas como Proceso. Muchos articulistas presentaron el recuerdo de los hechos y los comentarios menudearon en los diversos medios de comunicación. Queda claro que el olvido no ha tocado al 68 mexicano.

Pero, a 40 años, no podemos decir que no haya presos políticos en las cárceles mexicanas, no podemos afirmar que exista libertad de expresión garantizada incondicionalmente, no podemos siquiera pensar que no esté presente la influencia de los gringos en las decisiones de seguridad nacional, ni en el diseño de política económica, ni en el financiamiento a la seguridad social, a la educación, al empleo y la vivienda.

No podemos decir que la ley se aplica por igual para todos, que no existe discriminación, que no se persigue al disidente, que hemos logrado mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos y que el sistema electoral es transparente, equitativo, imparcial y objetivo.

Hace 40 años, los estudiantes y sectores progresistas lucharon por un México mejor, más justo, democrático, respetuoso de las libertades fundamentales. Ahora, esas viejas demandas siguen esperando ser cumplidas.

lunes, 29 de septiembre de 2008

2 de octubre


Pues a 40 años del crimen de estado perpetrado en la ciudad de México, la situación permite suponer que la impunidad pasea por el país como si fuera su casa. Lo rescatable de todo esto es que la opinión pública ha adquirido una consistencia que permite al teleespectador, radioescucha o lector de periódicos y revistas, filtrar la información bajo el lente del esepticismo. El poner en duda la fiabilidad de los medios es, a final de cuentas, una buena recomendación.

Otro aspecto que se desprende de la actitud del gobierno y la prensa corporativa, es el cada vez menos ocultable interés de Estados Unidos en los asuntos mexicanos y su consecuente ingerencia, lo que tiene un gran parecido con lo que ocurre en otras partes de América Latina y resto del mundo.

Si bien es cierto que el gobierno neoliberal está puesto como alfombra para dar paso a los intereses del extranjero, también lo es que niega tercamente su degradación y pérdida de rumbo.

Un ejemplo claro es la insistencia de abrir al capital privado la industria petrolera nacional, valiéndose de mañosadas legaloides que no ocultan su franca oposición al marco constitucional, que son violatorios de nuestra Ley Suprema, que son una traición a la Patria.

El día 2 de octubre, votemos por el no a la apertura petrolera. No a la entrega del patrimonio nacional. No a los compromisos del gobierno traidor.

sábado, 27 de septiembre de 2008

Granada


No, no es el clásico de Agustín Lara, no es una evocación a la capital de Andalucía, no es la fruta que se fracciona en inumerables pequeños granos al abrir su piel protectora. Es un arma mortal que desgarra, quiebra, rompe y mata a otros que como usted y yo, podemos estar en el lugar de una tragedia plantada por el odio y la estupidez rampante.

Morelia celebró el 15 de septiembre con juegos pirotécnicos, con artificios luminosos que convocan multitudes mirando al cielo nocturno iluminarse coloridamente. En medio de la fiesta cívica, dos granadas de mano estallaron dejando una estela de muerte y destrucción, de gritos de dolor y de la indignada conciencia que el gobierno es una especie de holograma puesto por un bromista sexenal.

Como era de esperarse, las declaraciones dieron paso a los discursos, las muestras de indignación oficial se vieron apenas tímidas en las acciones que a consecuencia del acto terrorista se emprendieron, o dijeron que se emprenderían. Nadie es responsable de que el país se les haya ido de las manos, porque resulta imposible poner orden si las instituciones están infiltradas por el narco, ha dicho el joven gallego que juega a ser secretario de gobernación.

La tríada de la risa loca, Juan Camilo Mouriño, Eduardo Medina Mora y Genaro García Luna (SG, PGR y SSP, respectivamente) comparecieron ante los señores diputados el día 23 de septiembre, sin dar muestras de competencia declarativa, signados por un mutismo evasivo y a modo refrendaron que este gobierno "haiga sido como haiga sido" está más allá del pueblo y sus circunstancias, le vale gorro y no duda en declararlo a través de los medios de (in)comunicación: la total ignorancia de las artes gubernativas van de la mano con la prepotencia empresarial de los hombres del presidente.

Caricatura trágica de gobierno y remedo de función pública, puesta en evidencia una vez más, ahora con el toque trágico del atentado sangriento a la población civil, que reclama la "unidad nacional", como si usted o yo estuviéramos facultados para la investigación criminal y la persecución de delitos del fuero federal. Llamado al concurso ciudadano por lo menos equívoco y manipulador, engañoso como la propia imagen de legalidad que solapa influyentismos y oculta negocios a costa del bien público. Lastimosa farsa y farsantes de un gobierno que terminó antes de empezar. Ahora es tierra de nadie, dominada por las fuerzas del mercado en una versión subdesarrollada del neoliberalismo desquiciado y genocida. El PAN gobierna desde la comodidad de la impunidad, la mentira, la manipulación, la ineptitud que funciona mediante el combustible de la corrupción generalizada.

jueves, 18 de septiembre de 2008

Irracionalidad del mercado


Para quienes piensan aún en la eternidad del sistema capitalista, parece ilustrativo la reciente quiebra de dos de las más importantes empresas estadounidenses dedicadas al negocio de las hipotecas (Frannie Mae y Freddie Mac) y el consiguiente rescate por parte del gobierno federal; igualmente resulta ilustrativa la quiebra de uno de los más importantes bancos de ese mismo país (Lehman Brothers), que la semana pasada fue objeto de muchos comentarios en medios económicos, mademás de la compra de Merrill Lynch por parte de Bank of America.

El sistema capitalista y su adhesión irracional a los supuestos de la infalibilidad del mercado como regulador del acontecer económico y social del mundo globalizado, parecen puestos en entredicho por las evidencias empíricas que nos ofrecen los anteriores ejemplos. Cuando menos debiéramos de dudar de las bondades de un proceso de globalización basado en la hegemonía de EUA, que permite a los gobiernos de las economías periféricas sujetarse irracionalmente a las pautas dictadas por los organismos financieros internacionales, dejando de lado el diseño de política económica propia. Las consecuencias, colapsos económicos aparte, permiten visualizar que la antigua especialización primario-exportadora que pasa a ser maquiladora-importadora, redunda en una fuerte presencia de otra especialización con graves consecuencias sociales y políticas: ser pobres.
Si el gabinete económico de Felipe Calderón insiste en que nuestro país está a salvo de crisis internacionales, seguramente se debe a que, según la mentalidad neoliberal-colonizada de Carlstens, por ejemplo, la profundización de nuestra dependencia económica, financiera, tecnológica, gana más si se acerca a otra dependencia: la política. Si esto no es colonialismo, apoyado por la derecha golpista que está apoderada del país, entonces ¿qué es?

lunes, 15 de septiembre de 2008

Fiestas Patrias


Septiembre es el mes de la Patria, sobre todo cuando recordamos lo que fuimos a la luz de lo que somos. Queda por decir que las luchas nacionales han sido contra el imperialismo, contra la intervención extranjera, por la defensa de lo nuestro.

La ironía del asunto radica en que hoy, en México gobierna la derecha panista, los entreguistas de siempre, el neoconservadurismo disfrazado de patriotismo fotogénico, formal, políticamente correcto que, como siempre, deja de lado los verdaderos intereses de las mayorías nacionales, y se preocupa hasta la histeria por parecer los herederos de Miramón y Mejía, en vez de los de Hidalgo, Morelos, Juárez, Lerdo, Cárdenas... La derecha neoliberal que abjura y denosta la palabra "revolución" por ser tan altamente comprometedora, tan definitoria, ahora tomará la bandera y gritará "viva México", sin fervor patriótico, como remedo insulso de lo que no puede ser con tan pobre y equívoco gobierno.

Celebremos la fecha, el compromiso y la convicción de que somos mexicanos en busca de un mejor futuro, que la Patria se hace con lucha, con esfuerzo, con la indeclinable vocación del que construye todos los días un destino libre y soberano, a pesar del gobierno, sin el gobierno y a veces contra el gobierno, según lo registra nuestra historia. Hagámos Patria. Recuperémos México.

domingo, 14 de septiembre de 2008

Boletín de Prensa



A seis meses de la represión ejercida por el Gobierno del Estado encontra de los Defensores del Parque Villa de Seris, queremos dar aconocer lo siguiente:

1. Denunciamos que se está recurriendo a la mentira para justificarlos delitos fabricados, donde los policías, principalmente son obligados a tergiversar los hechos con la intención de declararnos culpables tomando como base las testimoniales de los mismos.

2. Hay impunidad y encubrimiento de los funcionarios implicados en los hechos ocurridos el pasado 14 de Marzo. El caso más claro es el de Javier Hernández Armenta, quien en dos ocasiones ha hecho caso omiso a los citatorios para declarar en torno al conflicto, a pesar de que la ley prevé el uso de la Fuerza Pública e incluso el arresto por 36 horas en caso de mostrar oposición.

3. El gobierno está usando el aparato de justicia para reprimir la protesta social. El juez de la causa penal, de actuar conforme a derecho, debió exonerar a todos los implicados de cualquier delito, por la simple negligencia el Ministerio Público que empalmó dos sucesos distintos para justificar los delitos fabricados.

4. estamos convencidos que los verdaderos delincuentes están en el bando de gobierno y, por lo tanto, se está ejerciendo violencia institucional en contra de los luchadores sociales.

5. por todo lo anterior, exigimos fin al proceso penal contra los defensores del parque.

Finalmente, invitamos a la solidaridad de los hermosillenses con nuestra causa, por lo cual se les invita a que nos acompañen este Domingo 14 de Marzo, en punto de las 17:00 Hrs, en la Plaza Zaragoza, donde habremos de conmemorar los primeros seis meses de la infamia cometida en contra de quienes decidieron defender dignamente un Pulmón de la Ciudad, el Parque de Villa de Seris. ¡¡¡No a la violencia institucional!!! ¡¡¡Alto a la criminalización de la Protesta social!!!
Ciudadanos en Defensa del Parque de Villa de Seris

viernes, 12 de septiembre de 2008

Concentración ciudadana


Este domingo 14 de septiembre, habrá concentración de personas que estiman su calidad de ciudadanos hermosillenses, de seres humanos con sentido de la dignidad, con respeto a sus derechos y obligaciones, con deseos de servir y contribuir al quehacer social y político de su comunidad, en defensa del Parque de Villa de Seris, de las causas que la justicia reclama como propias, de las causas que el gobierno y la iniciativa privada neoliberales desdeñan y combaten.
La cita es en la Plaza Zaragoza, a las 5 de la tarde. ¡No faltes!

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Aviso Urgente para donantes de sangre

(En Hermosillo, Sonora)
Solicito donador de plaquetas tipo B+, para la señora María del Pilar López Blanco, que se encuentra en la sala de ortopedia del Hospital General del Estado. Los voluntarios deberán acudir al Banco de Sangre del Hospital General en ayunas, antes de las 7 de la mañana y llevando consigo la credencial de elector.

Como podrás comprender, el caso es de lo más urgente, y te quedaré muy agradecido si decides apoyarme.

jueves, 4 de septiembre de 2008

Banco de Sangre


Si usted tiene un familiar que requiere cirugía en el Hospital General del Estado, considere lo siguiente: debe donar o buscar donadores de sangre, al menos dos unidades, y conviene saber que usted y los otros donadores quizá no sean idóneos, así que habrá que buscar más gentes de buena voluntad que resulten aptos según las pruebas de laboratorio que el Hospital realiza.

El excelente servicio del Hospital, desmerece ante el hecho siguiente: la Trabajadora Social del Banco de Sangre, le pondrá reparos en caso de que usted reuna a más de dos candidatos para donar, porque "se gasta mucho material", como si no fuera común que dos o más donadores voluntarios resulten rechazados por tener bajas las plaquetas, la hemoglobina, estar tomando medicamentos, por ejemplo, para regular la presión o más de 65 años de edad.

La TS le dirá con gesto malumorado que "no se puede", cuando la generosidad de amigos, parientes y vecinos, los haga concurrir a hacerse las pruebas para ver si pueden donar sangre, sin considerar que hay operaciones que requieren no dos sino más de dos unidades de sangre, y que los días que está el paciente en espera del vital líquido resultan más costosos para el Hospital que el material que pudiera "gastarse" en hacer las pruebas a los donantes potenciales que acudan.

¿Dónde habrá estudiado esa Trabajadora Social? ¿Tendrá idea de lo que son realmente los costos de hospitalización? ¿Valorará más su comodidad que un trato eficiente y cordial para los pacientes y familiares? ¿Tendrá idea de lo que es el trabajo en servicios de salud? ¿Sabrán sus superiores que en vez de "ahorrar" está ocasionando gastos y poniendo en riesgo la vida de los demás?

miércoles, 3 de septiembre de 2008

La Universidad de Sonora

El Alma Mater sonorense inicia su camino rumbo a la transición rectoral, dando tumbos presa de sus inercias burocráticas tras 18 largos años de dominio de un solo grupo político: los químicos. La comunidad universitaria ha perdido el impulso y la frescura de los años previos a la quimiocracia y, más particularmente, de lo que fue antes de la ley 4 o ley Beltrones. La vida sindical, académica, estudiantil, se han visto fuertemente mediatizadas por el pragmatismo del neoliberalismo en la educación, que restringe libertades y las compensa con "recursos adicionales" que, en conjunto, dan al traste con la autonomía universitaria y generan una corrupción de amplio espectro, representada por las cuotas, los estímulos o tortibeca, el control burocrático de los mecanismos de ingreso, promoción y permanencia, donde lo central parece ser el ahorro de recursos presupuestales; la atonía sindical que parece un mecanismo en el que los imperativos burocráticos se sobreponen a los derechos de los trabajadores académicos y el sindicato cumple con el papel de comparsa de la administración, experta en ajustar las actividades a las exigencias del ahorro, perfilando un minimalismo operacional que centra su atención en los recursos y programas dictados desde la SEP y la Secretaría de Hacienda, que a su vez obedecen ciegamente las instrucciones del Banco Mundial y el FMI. Se prefiere gastar en edificios que en mejorar las condiciones de trabajo y el ingreso de los académicos.
En medio del desbarajuste del neoliberalismo de guarache en la educación superior, las tribus, grupos, capillas y demás, se dedican a buscar el candidato a rector ideal, que satisfaga sus necesidades de permanencia o promoción. La lucha que se avecina es, por lo menos, mezquina, pero puede ser liberadora, reivindicatoria, renovadora, si se da el cambio que la institución requiere, que los universitarios necesitan y que bien pudieran empezar a reclamar.
Los químicos, según se escucha en el campus, ya agotaron sus posibilidades de convencer y de permanecer. Se han convertido en una amenaza para la Universidad. Esperemos que nuevos aires se respiren en la institución, pero todo dependerá de nosotros, los universitarios de Sonora.

miércoles, 27 de agosto de 2008

Despido


Fue hace aproximadamente un año, cuando trascendió la noticia de que habían despedido a dos comunicadoras al servicio de la Universidad de Sonora, por razones no del todo claras pero relacionadas con su calidad de militantes de movimientos sociales.

Todo se dió cuando hubo cambio de titular en la dirección de comunicación social de la institución. Al nuevo director se le atribuyó afinidad con la derecha neopanista al ser asesor en un ayuntamiento de este signo político, lo que pareció a las afectadas, Gaby y Judith, como una manifestación de intolerancia política que violaba el supuesto de libertad de expresión y de asociación, de creencia y ejercicio de los derechos ciudadanos consagrados en el capítulo de garantías individuales de la Constitución.

Despedidas, iniciaron el largo camino de las instancias judiciales, las pruebas y alegatos que demuestran el despido injustificado, la violación de derechos elementales, la indignación que se contiene en las formalidades legales y la frustración de ver interrumpida una vocación, una carrera, un proyecto de vida en la Universidad.

La moneda está en el aire, el periplo legal aún no termina, el tiempo procesal sigue su marcha, con la modorra que exige la posibilidad de olvido, de cansancio, de enfado, de náuseas por la calidad moral enfrentada, por las barreras prácticas que ocasiona la situación económica debilitada por el tiempo y las circunstancias, que invitan al abandono, al destierro involuntario de un derecho por reivindicar.

Pero Gaby y Judith siguen en su lucha. Esperemos.

jueves, 21 de agosto de 2008

En defensa del petróleo


Como se sabe, el próximo domingo 24, desde las 8 de la mañana, estarán dispuestas casillas de votación donde usted y yo podremos decidir si cedemos el petróleo a los extranjeros o si asumimos la responsabilidad histórica de defenderlo para su mejor uso y destino.

El patrimonio nacional no está a la venta, o no debería estarlo; el dominio de la nación sobre los recursos naturales no está en discusión, o no debería estarlo; nuestra identidad nacional y el orgullo de ser mexicano, no están en duda, o no deberían estarlo. Nuestra capacidad de desarrollar tecnología propia y emprender un camino autosuficiente en lo científico y tecnológico, no está en entredicho, o no debería estarlo.

Todo ello debido a una razón muy simple y elemental: un país es colonia mientras no se industrialice, y México decidió, desde 1810, ser una nación independiente y soberana. No hay nada que alegar, discutir o negociar. Nuestro destino es claro, salvo que lo neguemos y pretendamos dar marcha atrás a la historia. Avancemos, digamos NO a la entrega del petróleo.

lunes, 18 de agosto de 2008

Vampirismo


Existe bajo la cubierta de las decisiones tomadas por el gobierno, como por ejemplo, la de privatizar el ramo energético, depender cada vez más de los alimentos producidos en el exterior, contener el consumo por vía de incrementar el precio de las subsistencias y congelar el ingreso; desmantelar la seguridad social y permitir que las empresas privadas dedicadas a la administración de las pensiones y jubilaciones ganen cada vez más y quede desprotegido el ahorro al arrojar pérdidas, al irese deteriorando en términos reales, hasta pulverizarse, convirtiendo en indigente al trabajador jubilado.

Existe bajo el disfraz del combate a la delincuencia organizada, al narcoterrorismo, a la corrupción, a la violencia intrafamiliar, a la cooperación en materia de seguridad fronteriza, a la asistencia técnica y financiera que se pacta con EUA y que permite la ingerencia de esta nación en los asuntos internos de nuestro país, y sin embargo, jamás se declara y menos se actúa en favor de la generación de empleo seguro, digno y perdurable.

Existe cuando se miente respecto a la calidad de la educación, cuando los organismos financieros internacionales deciden el cómo y el para qué de la educación pública, cuando la educación universitaria se deteriora en aras de la adopción de nuevas formas de pagar regalías a los productores de software; cuando dejamos de lado la inteligencia para privilegiar la máquina, cuando solamente somos consumidores de tecnología y se inhibe nuestra capacidad productiva.

Existe cuando el gobierno se empeña en actuar como empresario y los empresarios lo hacen como gobierno, cuando la ciudadanía desaparece por ser su papel principal el de consumidor sin capacidad real de decidir qué, cuánto, cuándo y en cuánto comprar.

El vampirismo es real, los vampiros existen, ahora con postgrados en economía, avalados por universidades de primer mundo, o remedos locales sin mucha imaginación, que ignoran sistemáticamente nuestra realidad y las necesidades que tenemos; existe porque la política económica es importada, no obedece a los imperativos de nuestro desarrollo y ni siquiera nos permite crecer.

Existe cuando redescubrimos que somos colonias, y que la industrialización propia y necesaria dista mucho de ser permitida por socios comerciales con otras prioridades, con otro nivel de desarrollo, con una larga tradición en materia de explotación de países y regiones, y sin embargo, no actuamos en defensa de nuestros intereses, sino que servimos a los suyos.