Conspiración en Pémex

Notas Sueltas es un espacio de opinión sobre diversos problemas de carácter social, económico y político de interés general. Los comentarios pueden enviarse a: dalmx@yahoo.com

jueves, 31 de julio de 2008

petróleo y aceite


Petróleo: La reforma de Calderón permite suponer que el proceso de recolonización avanza viento en popa en las tierras mexicanas, gracias a la diligente clase política-empresarial encaramada en el gobierno federal. El PRI, por su parte, se ha armado de las herramientas del destapador de caños y copia y acicala la propuesta de marras, apropiándose de un aspecto central: la capacidad de bajarse los chones ante Bush, Cheney y semejantes petrolíboros. Ambos, PRI y PAN, representan a la vertiente política del neoliberalismo, amanuenses y matraqueros de sus iniciativas.


En cambio, la izquierda nacional termina reeditando el trabajo de Lenin sobre el infantilismo y juega a los carritos chocones en la pista de la defensa del petróleo, mientras que los mercaderes de la soberanía nacional cruzan apuestas, de cara a las pasarelas legislativas por venir, sobre la contundencia de las votaciones en defensa de la estabilidad del país, entendida como la eliminación de la oposición y la domesticación de la opinión pública a través de la tele y otros medios de comunicación masiva.


Aceite: La hampona sindical Gordillo, emprende una nueva forma de eliminar cualquier posibilidad de vida inteligente en las aulas nacionales, y decide pactar al aire libre una nueva forma de corrupción, cínica y modosita, con la derecha neopanista.


La educación es un arma que se esgrime para superar escollos y liberar pueblos, pero también para esclavizar mentalidades y destruir expectativas de oposición informada. La Gordillo sigue manipulando ese aspecto singular de nuestro destino, ahora con la supuesta confesión de corrupción que equivale a cínica puesta de guarache. Mientras tanto, el gremio magisterial se cuida de su propia sombra, repite el mantra de la traición convertida en virtud política y apresta matracas y serpentinas en elogio al concurso de las plazas, independientemente de que cada día se documentan casos de corrupción profunda y de soluciones que empezarían con eliminar del mapa político y educativo a la propia Gordillo.

sábado, 26 de julio de 2008

Enanos


Las pasiones futboleras pueden compararse a veces en desventaja con las que provoca la política, entendida como modus vivendi o como modus operandi. Pero, cuando la política se convierte en forma de sublimación de las deficiencias personales la cosa pinta de una manera bastante colorida.

Los complejos psicológicos de una mente torturada por la propia imagen, pueden devenir en actitudes protagónicas en otros escenarios distantes y distintos a los de la alcoba familiar o la cocina doméstica, son factor de transformación del sapo en príncipe encantado y, de repente, las aspiraciones estéticas de Shrek pueden verse comprometidas con una realidad a modo y conveniencia.

La política viste y reviste, maquilla y decora, hace lucir la figura del sujeto en dimensiones jamás imaginadas como posibles, de manera que, “un presidente puede ser un genio, pero si está rodeado de enanos, no la va ha hacer”, según reveló en entrevista a reporte Índigo (23/07/2008), el senador Beltrones, confirmando que la enanez circundante puede demeritar la genialidad ejemplificada del gobernante, lo que permite suponer que la genialidad es una concesión encomiástica hacia Felipe Calderón, en la medida en que el PRI se propone cogobernar a través del poder legislativo y, eventualmente, llegar a formar parte del gabinete, constituido por “enanos” susceptibles de ser relevados por otros de mayor estatura.

El arte de convertir a un imbécil babeante en un estadista cuyos vuelos le permiten emular a la mosca que se coló en un avión para volar más alto que la gran muralla china, es obra y patrimonio del político sagaz que cuenta con capacidad de propuesta, que le corrige la plana al presidente, que cogobierna en los hechos al inventar una “tercera vía” petrolera que logra la tan ansiada privatización de manera gradual y estructurada, por vía de las concesiones y de los organismos descentralizados que actuarían como filiales de PEMEX.

Se habla de fortalecer a la paraestatal, pero en ninguna parte se menciona la de integrarla como lo estaba antes de la reforma salinista, que marcó su atomización y le generó vulnerabilidad suficiente y necesaria para el festín neoliberal de los años del zedillato y los siguientes del panismo hecho gobierno. Los enanos deben ser sustituidos por verdaderos ratones de la política, capaces de construir túneles por donde fluya la inversión privada, pero siempre negando el destino y la profundidad de sus perforaciones.

La entrevista con el senador Beltrones, proyecta un triunfalismo que huele a atraco anticipado, a traición a lo que quedaba del PRI nacionalista y revolucionario, a cogobierno de derecha sin el recurso de ser oposición comprometida con una ideología distinta a la del partido gobernante; también significa la desmemoria de la fundación del PAN como reacción conservadora contra el gobierno de Cárdenas y la expropiación petrolera.

Pero la política es argumento y contra-argumento, pero puede convertirse en un lenguaje monótono, sin matices, bastante predecible, como lo son las ambiciones de los que viven bajo los reflectores de los medios de comunicación, a la sombra del poder, pero abajo en las cañerías de la toma de decisiones, cuando los adversarios políticos son más afines de lo que la gente común supone, y la contienda se convierte en un juego perverso, en una distracción onerosa y en una tomadura de pelo para las ingenuidades ciudadanas aun existentes.

De cualquier manera siguen los intentos de hacerle huecos a la Constitución, por la vía de la legislación secundaria. La propuesta de Beltrones sigue siendo violatoria al artículo 27 constitucional, al igual que la de Calderón. En eso se parecen, porque persiguen lo mismo, aunque con diferente grado de desfachatez.

jueves, 24 de julio de 2008

Prostitución


Se dice que la prostitución es el oficio más antiguo del mundo, quizá sin rigor histórico pero con una gran carga de justificación para conductas que se valen de lo que hacen los demás en beneficio propio, sin más esfuerzo o aportación que permitir el uso y el abuso del propio cuerpo por parte de otra persona, a cambio de algún producto, dinero o simple protección.

El comercio corporal se define como prostitución, lo cual encaja perfectamente en las prácticas de cuello blanco, si consideramos el servicio que proporciona, por ejemplo, un funcionario de gobierno a las empresas trasnacionales a cambio de enriquecimientos súbitos o méritos acumulados en la nómina de recompensas futuras. Este asunto se puede ilustrar perfectamente con el ejemplo del petróleo mexicano.

El gobierno y la fracción parlamentaria de su partido, han tratado de vender a los mexicanos la idea de que la reforma petrolera es la salvación de esta empresa y de la nación en su conjunto. Se niega reiteradamente la privatización y sin embargo, los argumentos a favor tocan la concesión de aspectos estratégicos que se pondrían en manos privadas.

Es, en el fondo y la forma, un acto de prostitución legislativa que parte de un acto de intercambio sumiso entre el gobierno y los inversionistas extranjeros. Al conceder a otra soberanía los recursos de la nación, automáticamente se está entregando el cuerpo (identidad, recursos naturales, dominio de la nación sobre sus bienes) a cambio de dinero, protección o simples méritos que se habrán de acumular en la cuenta del que otorga su corporeidad.

A estas alturas, queda claro que el gobierno de Calderón, actual expresión del neoliberalismo mexicano, revela una derecha entreguista y apátrida, es decir, prostituida, y su carencia de dignidad y autoestima se oculta en aquello de que México tiene un tesoro, y para sacarlo se necesita que otros vengan a hacer lo que nosotros no podemos, por razones de atraso tecnológico o simple taradez.

Las nalgas petroleras son dadas por el gobierno calderonista y la promesa de recompensa se traduce en un apapacho corporativo, con matriz derechista que no huele más que a traición.

Cuando llegue la hora de que el ciudadano común se manifieste, lo natural sería votar por el NO a la reforma petrolera calderonista, ejemplo claro de prostitución de cuello blanco... bueno, azul.

miércoles, 23 de julio de 2008

Contra Natura


Puede que sea pertinente llamar desnaturalizados a los neoliberales de guarache que contaminan la vida económica y política del país. Queda claro que no tienen nada que ver en estricto sentido, la pertenencia al PRI o al PAN, o incluso al PRD, porque los partidos han dejado de ser exponentes de una determinada ideología para sumirse en la nebulosa de las conveniencias y los escarceos tras bambalinas, con tal de lograr curules, escaños, gubernaturas, presidencias municipales y otros, a cuenta del erario.


Desnaturalizados porque dejaron ir su primogenitura ciudadana por un plato de lentejas trasnacionales, porque a contra lógica, se dedican a depredar espacios naturales, históricos o culturales, convirtiéndolos en propiedad de consorcios que, con la promesa de atraer inversiones, generar empleos y procurar una mejor calidad de vida, hacen y deshacen en territorio nacional.


Recientemente ha trascendido que en San Miguel de Allende, el propio presidente municipal, de extracción panista, promueve entre los ejidatarios que vendan sus tierras a una empresa que pretende construir en 1200 hectáreas un hotel de cinco estrellas y un campo del golf. El diligente alcalde panista maneja la fabulosa cifra de 20 pesos el metro cuadrado, generosa cantidad que separa al campesino de ser empleado jardinero, camarero o pinche de cocina en el hotel proyectado.


El daño ecológico parece no importar al panismo municipal, con lo que se pone frente a una comunidad de 700 personas más los pobladores de 8 comunidades a quienes sí importa lo que ocurra en su entorno.


El caso recuerda la actitud depredadora del presidente municipal de Hermosillo, Sonora, al argüir en forma similar (progreso, inversiones, empleo) en el caso de la destrucción del parque de Villa de Seris, importante pulmón de una ciudad con déficit de áreas verdes.


Las acciones similares de dos presidentes municipales de distinto partido, demuestran palmariamente que la ideología neoliberal no respeta partidos, sexo ni modito de andar.

lunes, 14 de julio de 2008

Lluvia


Tras mucho tiempo de calor calcinante, resequedad que nos ubica en una zona desértica, nostalgia por el invierno aun lejano y sudoraciones que humedecen la vida desde la mañana a la noche, por fin llueve a cántaros.

Las lluvias torrenciales que por pocos días azotaron las vías citadinas cobraron sus principales víctimas en las calles y avenidas de una urbe que no está pensada para resistir los elementos naturales, habida cuenta la ausencia de un sistema de drenaje profundo y una mejor distribución vial, pasando por las condiciones del pavimento y, muy importante, la cultura urbana que acusa un déficit a estas alturas preocupante.

Hermosillo, capital de Sonora, requiere replantear sus prioridades en eso de la infraestructura urbana, y privilegiar las obras que aunque pueden estar fuera de la vista de propios y extraños, son esenciales para la vida ciudadana.

Pero, parece que las autoridades están más dedicadas al relumbrón, la payasada y el apantalle facilón e inconsecuente con su responsabilidad, destruyendo parques urbanos (el de Villa de Seris, por ejemplo) y dejando a la libre el curso que quiera tomar la naturaleza en condiciones de deterioro.

Un buen sistema de drenaje y una mejor vialidad parecen estar alejadas de las consideraciones de los gobernantes, así como la provisión de agua potable mediante fuentes alternas que permitan la recarga de los mantos acuíferos, actualmente sobreexplotados y sin esperanzas de recuperación dada la intensidad de su explotación. Y todavía ponen a la ciudad como polo de atracción de inversiones, sin tomar las providencias del caso, en un claro y babeante reto a la lógica y a la naturaleza.

domingo, 6 de julio de 2008

remesas


Arizona se propone pasar báscula a las remesas que muchos sonorenses envían a su terruño a través de Western Union, porque éstas pueden estar ligadas a algún acto ilícito o de plano servir para patrocinarlo. El razonamiento gringo es muy simple: cualquier sujeto extranjero de piel morena y pelo negro es candidato a terrorista.

En este caso, la medida se adopta finalmente después de un litigio de carácter federal que ganó Arizona, el vecino de Sonora que no niega la cruz de su parroquia en eso de la doble moral tan acendrada por aquellas tierras norteñas.

Para los sonorenses que se sienten tucsonenses honorarios y que van al shopping cada fin de semana, quizá la medida no tenga impacto alguno, habida cuenta la afinidad ideológica y la actitud ante la vida y sus milagros que tiene esa capa de mexicanos privilegiados por la economía, el aspecto físico, el rumbo en donde habitan y la forma de lucir el apellido; pero, para muchos de nuestros connacionales la noticia será por lo menos mala, de cara al flujo de dinero que se verá afectado, a la zozobra familiar y a la muestra evidente de que la "amistad" entre el estado de Sonora y Arizona es, simplemente, cosa de políticos apátridas y no pasa por la mente de ningún ciudadano de infantería, de esos que conocen el desempleo, el desarraigo y la explotación en tierra ajena.

miércoles, 2 de julio de 2008

Fe de erratas sobre "tortura"


Pues resulta que siempre no era gringo el instructor de los policías de León Guanajuato. Se trata de un inglés que pertenece a una empresa privada a la que se le paga por recibo de honorarios. Lo que no tiene nada de honorable es la torpe actitud de las autoridades ante los cuestionamientos por casos de tortura que se han presentado en Guanajuato. Circulan en la red videos en los que, por ejemplo, aparecen agentes de policia de Guanajuato practicando el deporte favorito de los ingleses en Irak: un policía brinca sobre el vientre de un detenido, mientras que otros dos se parten de la risa.

Tanto ingleses como gringos han dado muestras de demencia criminal en su trato degradante a los detenidos. Valdría la pena determinar la diferencia entre un "terrorista" y un simple delincuente del fuero común. Habría que establecer con claridad si la forma de trato instaurada por las potencias postindustriales es remotamente respetuosa de los derechos humanos.

tortura


Una manifestación evidente del desprecio que algunos tienen por la vida de los demás, es que en ciertos países se practica sistemáticamente la tortura. En Afganistán e Irak, así como en Guantánamo, por ejemplo, los Estados Unidos y socios se complacen en demostrar que su doble moral es bastante consistente con el perfil de un psicópata.

Resulta preocupante que en México se asuman actitudes más identificadas con las de Estados Unidos frente al mundo: en Guanajuato se entrena a los cuerpos policíacos en esta materia, supuestamente para preparar a los elementos en "situaciones extremas". Cabe hacer notar que cuentan con un instructor gringo.

Si la policía nacional está en vías de convertirse en un cuerpo entrenado por Estados Unidos, sería cosa de preguntarse si los valores e intereses que van a defender son los nuestros o los de ellos.

Los gobiernos de la derecha panista parece que aun en esto de la tortura, tienen la necesidad de imitar a los gringos, tan ausentes de moral, tan vacíos de principios, tan carentes de imaginación, tan pobres en humanidad.