Conspiración en Pémex

Notas Sueltas es un espacio de opinión sobre diversos problemas de carácter social, económico y político de interés general. Los comentarios pueden enviarse a: dalmx@yahoo.com

miércoles, 27 de agosto de 2008

Despido


Fue hace aproximadamente un año, cuando trascendió la noticia de que habían despedido a dos comunicadoras al servicio de la Universidad de Sonora, por razones no del todo claras pero relacionadas con su calidad de militantes de movimientos sociales.

Todo se dió cuando hubo cambio de titular en la dirección de comunicación social de la institución. Al nuevo director se le atribuyó afinidad con la derecha neopanista al ser asesor en un ayuntamiento de este signo político, lo que pareció a las afectadas, Gaby y Judith, como una manifestación de intolerancia política que violaba el supuesto de libertad de expresión y de asociación, de creencia y ejercicio de los derechos ciudadanos consagrados en el capítulo de garantías individuales de la Constitución.

Despedidas, iniciaron el largo camino de las instancias judiciales, las pruebas y alegatos que demuestran el despido injustificado, la violación de derechos elementales, la indignación que se contiene en las formalidades legales y la frustración de ver interrumpida una vocación, una carrera, un proyecto de vida en la Universidad.

La moneda está en el aire, el periplo legal aún no termina, el tiempo procesal sigue su marcha, con la modorra que exige la posibilidad de olvido, de cansancio, de enfado, de náuseas por la calidad moral enfrentada, por las barreras prácticas que ocasiona la situación económica debilitada por el tiempo y las circunstancias, que invitan al abandono, al destierro involuntario de un derecho por reivindicar.

Pero Gaby y Judith siguen en su lucha. Esperemos.

jueves, 21 de agosto de 2008

En defensa del petróleo


Como se sabe, el próximo domingo 24, desde las 8 de la mañana, estarán dispuestas casillas de votación donde usted y yo podremos decidir si cedemos el petróleo a los extranjeros o si asumimos la responsabilidad histórica de defenderlo para su mejor uso y destino.

El patrimonio nacional no está a la venta, o no debería estarlo; el dominio de la nación sobre los recursos naturales no está en discusión, o no debería estarlo; nuestra identidad nacional y el orgullo de ser mexicano, no están en duda, o no deberían estarlo. Nuestra capacidad de desarrollar tecnología propia y emprender un camino autosuficiente en lo científico y tecnológico, no está en entredicho, o no debería estarlo.

Todo ello debido a una razón muy simple y elemental: un país es colonia mientras no se industrialice, y México decidió, desde 1810, ser una nación independiente y soberana. No hay nada que alegar, discutir o negociar. Nuestro destino es claro, salvo que lo neguemos y pretendamos dar marcha atrás a la historia. Avancemos, digamos NO a la entrega del petróleo.

lunes, 18 de agosto de 2008

Vampirismo


Existe bajo la cubierta de las decisiones tomadas por el gobierno, como por ejemplo, la de privatizar el ramo energético, depender cada vez más de los alimentos producidos en el exterior, contener el consumo por vía de incrementar el precio de las subsistencias y congelar el ingreso; desmantelar la seguridad social y permitir que las empresas privadas dedicadas a la administración de las pensiones y jubilaciones ganen cada vez más y quede desprotegido el ahorro al arrojar pérdidas, al irese deteriorando en términos reales, hasta pulverizarse, convirtiendo en indigente al trabajador jubilado.

Existe bajo el disfraz del combate a la delincuencia organizada, al narcoterrorismo, a la corrupción, a la violencia intrafamiliar, a la cooperación en materia de seguridad fronteriza, a la asistencia técnica y financiera que se pacta con EUA y que permite la ingerencia de esta nación en los asuntos internos de nuestro país, y sin embargo, jamás se declara y menos se actúa en favor de la generación de empleo seguro, digno y perdurable.

Existe cuando se miente respecto a la calidad de la educación, cuando los organismos financieros internacionales deciden el cómo y el para qué de la educación pública, cuando la educación universitaria se deteriora en aras de la adopción de nuevas formas de pagar regalías a los productores de software; cuando dejamos de lado la inteligencia para privilegiar la máquina, cuando solamente somos consumidores de tecnología y se inhibe nuestra capacidad productiva.

Existe cuando el gobierno se empeña en actuar como empresario y los empresarios lo hacen como gobierno, cuando la ciudadanía desaparece por ser su papel principal el de consumidor sin capacidad real de decidir qué, cuánto, cuándo y en cuánto comprar.

El vampirismo es real, los vampiros existen, ahora con postgrados en economía, avalados por universidades de primer mundo, o remedos locales sin mucha imaginación, que ignoran sistemáticamente nuestra realidad y las necesidades que tenemos; existe porque la política económica es importada, no obedece a los imperativos de nuestro desarrollo y ni siquiera nos permite crecer.

Existe cuando redescubrimos que somos colonias, y que la industrialización propia y necesaria dista mucho de ser permitida por socios comerciales con otras prioridades, con otro nivel de desarrollo, con una larga tradición en materia de explotación de países y regiones, y sin embargo, no actuamos en defensa de nuestros intereses, sino que servimos a los suyos.

viernes, 15 de agosto de 2008

Gobernando en Fantasía


Si las cosas fueran como de película, ¿qué parte del guión correspondería a la creatividad del gobierno? ¿Qué papel estaría dispuesto usted a interpretar? ¿Quién se encargaría de producir la realidad, si la vida fuera una película? ¿Habría realidad, o prescindiríamos de ella?

Lo anterior viene a cuento porque el gobernador de California, Arnold Schuartzenegger, dispuso de chamarras y lentes oscuros con los que regaló a los gobernadores fronterizos, entre los que se encuentra, desde luego, Eduardo Bours Castelo, de Sonora (segundo, de izquierda a derecha).

Los gobernadores ahora en plan de "Terminator", se comprometieron a zurrar al crimen organizado y, por supuesto, a estrechar los lazos de cooperación transfronterizo, lo que parece ser la verdadera razón de la reunión. La promesa de una mayor relación entre estados fronterizos de dos naciones que aunque vecinas, una lleva la batuta en materia de economía y capacidad militar, mientras que la otra solamente sonríe y cede, no augura más que nuevas formas de subordinación, con el pretexto de la "seguridad" y el progreso, lo que esto último quiera significar cuando es pactado con EU en una relación asimétrica.

Los gobernadores mexicanos sonrieron para la foto, vestidos con chamarra de cuero y lentes oscuros, igualitos que el ciborg de celuloide que, en sus ratos libres, gobierna California, la joya del imperio.

jueves, 14 de agosto de 2008

Invisible


Aclaro al lector que el título "invisible" no se refiere al gobierno de Felipe Calderón, sino al reciente proyecto de investigación que está patrocinando el Pentágono, es decir, el área más visible de ejecución de la política terrorista internacional de Washington.

Los gringos pretenden crear una especie de capa de invisibilidad que cubriría juguetes como tanques, puede ser que aviones y quizá elementos de tropa. Se apoyan en el uso de la nanotecnología, que genera materiales que no absorven ni reflejan la luz, es decir, crea una cobertura que hace que el objeto se esfume, no exista para nuestros ojos.

Con este aporte científico, ¿se imagina usted la serie de crímenes que pudieran cometer los gringos en cualquier parte del mundo? Si los actuales por medio de armas aun convencionales, son escalofriantes, el uso de la invisibilidad permitiría una verdadera masacre sin que aparentemente haya enemigo al frente.

Los sueños de sangre que son tan recurrentes en los gringos, están a punto de tener un elemento tecnológico más a su disposición, gracias a una ciencia sin conciencia. Los valores morales y el código ético de las potencias imperialistas son, por decir lo menos, un peligro para la humanidad.

domingo, 10 de agosto de 2008

Canguros

Según información reciente de la BBC, los canguros resolverían dos problemas graves que aquejan a la humanidad: uno de ellos es ambiental, porque su aparato digestivo es distinto al de las vacas y ovejas, por lo que no generan gas metano. Las vacas y las ovejas producen el 11 por ciento del gas metano que hay en Australia, y éste impacta mucho más al ambiente que el bióxido de carbono, por lo que la sustitución de vacas y ovejas por canguros, aportaría proteinas y eliminaría los gases producto de pedorretas y eructos animales. Se advierte que la carne de canguro es de muy buen sabor y su parecido con la de venado la hacen altamente apreciada. En Australia existen criaderos de canguro para fines alimenticios, situación que de generalizarse abriría posibilidades económicas interesantes para muchos rancheros.


En otro género de asuntos, investigaciones recientes revelan que la leche, que ha sido alimento emblemático en el mundo occidental, puede servir de alimento a células cancerígenas. La eliminación de la leche y sus derivados en la dieta de enfermos de cáncer ha permitido la disminución del crecimiento de las células malignas y eventualmente el incremento de las posibilidades de curación.


Por otro lado, se ha descubierto que los bosques viejos retienen hasta un 60 por ciento de bióxido de carbono más que los bosques con árboles replantados, por lo que las recomendaciones son: proteger los bosques viejos, no talarlos y ampliar y cuidar los nuevos. Son labores de preservación y ampliación de las áreas arboladas existentes, al contrario de lo que se hace, por ejemplo, en Hermosillo, Sonora, bajo la óptica del empresariado metido a gobernar, que destruye parques naturales y da en trasplantar árboles a otras áreas, con fines absolutamente alejados de la preservación del ambiente y bastante cercanos a la rapiña inmobiliaria. ¡Cosas veredes, Sancho!

sábado, 9 de agosto de 2008

Conspiración





Llega sin ser solicitada la información -o rumor- de que el próximo gobernador del Estado de Sonora será Guillermo Padrés Elías, del derechista Partido Acción Nacional (PAN), gracias a una conspiración -o entendimiento- entre el gobernador actual Eduardo Bours (PRI) y el senador Héctor Larios (PAN), pasando por el también senador Beltrones (PRI), con lo que se aumenta el número de líneas o redes de relación que, se especula, pasan por las esferas del legislativo, los partidos políticos y los personajes que actualmente están en el ejercicio del poder.

La mención de un acuerdo -real o ficticio- entre el gobernador Bours y la cúpula panista, parece tener ciertos visos de credibilidad, si se considera la fuerte inclinación hacia la derecha del titular del Ejecutivo sonorense, además de su extracción empresarial que se reafirma en cada acto de gobierno, haciéndo posible a escala local, lo que en su momento afirmó Vicente Fox respecto a su gobierno: "de empresarios, por y para empresarios".

Como quiera que esto sea, el elemento ideológico común que tienen los personajes citados es su pertenencia a la corriente salinista-neoliberal, que se empeña en dar cobertura a la transición pactada por Salinas, de la que fue operador clave Ernesto Zedillo, resultando beneficiario el señor Fox, en una sucesión inopinadamente tersa.

En el caso de Sonora, existe una notoria inclinación a la derecha en materia electoral, sobre todo en la capital del Estado, por lo que no sería completamente extraño que el empresario Bours trabajara solapadamente a favor de un partido supuestamente contrario al suyo, pero que en la práctica ha colaborado con los deseos de Washington al favorecer a la derecha neoliberal más afin a los republicanos.

El pacto podría tener como corolario la presencia de Bours como candidato a la presidencia de la república, por otro partido distinto al PRI, pero afín a Felipe Calderón, que es el PANAL, propiedad de Elba Esther Gordillo, amiga de Bours.

Mientras en la cúpula política-empresarial se tejen concertacesiones y marrullerías diversas, la amplia base ciudadana es presa de mil manipulaciones desinformativas, aunque de manera optimista cabe señalar que su voto pudiera dar un giro dramático en favor de la democracia y las libertades ciudadanas, mediante un proyecto político independiente, pero, para que esto sea posible, ¿Qué tan larga deberá ser la espera?

miércoles, 6 de agosto de 2008

Con la baba colgando


Felipe Calderón, un sujeto mofletudo que lucha denodadamente por evitar ese gesto absurdo que se produce cuando el labio inferior cuelga de la boca, llevado por la fuerza de gravedad que arrastra, entre otras cosas, la saliva hacia lugares como la corbata, en su tránsito hacia los zapatos, decidió un cambio en el gabinete: saca a Eduardo Sojo y pone en su lugar a Gerardo Ruiz, de la oficina de la presidencia, y le encarga sobre todo "dar un renovado impulso a la agenda de la competitividad y promover la desregulación con el objetivo de facilitar la creación de negocios e incrementar los flujos de recursos que ingresan a nuestra economía".

Traducido al español de la calle, lo que pretende es abrir la economía de tal manera que quepa con facilidad un camello por el ojo de esa aguja, entregando lo que queda del patrimonio nacional a las empresas trasnacionales interesadas hasta la histeria por el petróleo y otros recursos naturales de aprovechamiento industrial.

La medida supone también, la eliminación de las trabas legales que la previsión de los constituyentes elevó a ley suprema, como por ejemplo, los aspectos que trata el artículo 27 constitucional, que los neoliberales de guarache se han empeñado, sobre todo desde Salinas, en convertir en recuerdo, en aras de quedar bien con sus patrones allende el Bravo y el Océano Atlántico.

Vale la pena recordar a los que sueñan con la ruina nacional como objetivo estratégico, que el petróleo no se vende y que los cambios en el gabinete solamente retratan la babeante ineptitud de Calderón y pitufos que lo acompañan.

martes, 5 de agosto de 2008

Los asuntos urinarios


Seguramente usted habrá oído la expresión “para mearse de risa”, referida a la calificación de la circunstancia festiva que, motivada por un giro lingüístico gracioso, un evento sorpresivo y chusco, una paradoja, conmueve nuestra inteligencia y deja fluir la torrencial fuerza lúdica de la risa. Un chiste, gracejada o chascarrillo pueden suscitar que la boca se abra, los dientes aparezcan súbita y prolongadamente sobresaliendo en la cara, los párpados se cierren y compriman, las arrugas aparezcan en la comisura de los labios, los carrillos (o cachetes), los pómulos se levanten y aparente congestión el rostro en su conjunto, deformando transitoriamente la expresión habitual y la circunspección que formaliza nuestra personalidad y que suele aparecer en la foto de los documentos oficiales.

La risa es, según algunos, un remedio infalible, pero la capacidad profiláctica que tiene para el equilibrio de nuestra psique, a veces resulta contrastante con el motivo de la misma. Pongamos por caso la reciente votación sobre la reforma petrolera, llevada a cabo en el DF y otras entidades. En ella discurrió la tranquila convicción de que el petróleo no se vende, sin embargo, un avezado operativo panista permitió un intento de descalificación del proceso alegando vicios como la doble votación por parte de un solo sujeto. Al respecto, la sobrina de Felipe Calderón (el hombre que actualmente ocupa la silla presidencial por obra del PRI, el IFE y las grandes empresas coloniales que se asientan en territorio nacional), Mariana Gómez del Campo, terminó reconociendo que el video que se esgrimió como argumento probatorio del fraude, era falso, producto de una maquinación del propio PAN en el DF. Aquí aplica la frase aquella de “si me viste, te reíste, si no me viste, te fregaste”. La broma electoral auspiciada por el panismo defeño quedará para la antología de los chistoretes referidos a la defensa del petróleo nacional.

El domingo 3 de agosto, Milenio publicó una nota que mueve a risa: habrá guardias de EU con licencia para matar en territorio mexicano, producto de la firma de la famosa iniciativa Mérida, que motiva una extensa red de seguridad que enlaza a México con los aparatos de la paranoia estadounidense. Sucede que la embajada, los consulados, oficinas, dependencias, centros comerciales, zonas habitacionales al servicio de EU gozarán de la protección de su país por aquello de algún ataque terrorista, además de que están empeñados en proteger a las empresas e intereses de EU en territorio mexicano. Lo anterior genera la necesidad de que sean contratados nuevos cuerpos de seguridad con licencia para matar, en caso, claro, que sea necesario. Desde luego que da risa que nuestro gobierno permita la proliferación de guardias blancas y agentes extranjeros con autorización para usar armas contra nacionales mexicanos, declarados en el acto presuntos terroristas.

También da risa la pretendida aportación del PRI al disimulo de la privatización de Pemex por vía de los famosos organismos descentralizados que la propuesta de Beltrones apunta, sin que reconozca el carácter violatorio que tiene a la luz de la Constitución nacional. Conmueve hasta las lágrimas el esfuerzo histriónico que realizó Beltrones y cófrades en una exposición modosita, con pujos de formalidad republicana, en la que se entregaba sin reconocerlo el patrimonio petrolero nacional a la rapiña privada. El acto senatorial estuvo pringado de elogios panistas, sonrisas furtivas y manifestaciones francas de expiación política a la luz de una “concertacesión” con fuerte olor preelectoral. La traición priista-beltroniana se postula como una claudicación más y como un acto insólito de travestismo político, lo cual se debe acreditar a la línea rosa parlamentaria. La chusca parodia invita a la risa y ésta a una larga y cálida meada.

Con tantos y tan variados motivos de risa y, partiendo del hecho empírico de que lo anterior estimula el deseo de hacer “chi”, resulta obligado hablar, siquiera brevemente, de los asuntos urinarios y sus vericuetos profesionales.

Como usted sabe, los profesionales de la medicina que se encargan de velar porque usted mee con fluido desenfado son los urólogos. En las páginas amarillas se localizan sus anuncios, ofreciendo las maravillas de una micción fluida, la eliminación de piedritas en la vejiga o en el tracto urinario, el tratamiento discreto y profesional de la disfunción eréctil, el tratamiento de la próstata cuando crece y cuando se convierte en motivo urgente para dictar el testamento.

En el caso de los varones, el urólogo resulta ser el profesional que debemos tener cerca, adoptar como consejero espiritual, revelarle las intimidades de una sexualidad en declive y confesarle los estropicios de las licencias que la juventud una vez concedió pero que la edad terminó revocándoles la vigencia e imponiendo multas y gravámenes que se traducen, al fin de cuentas, como cargas impositivas episódicas de castidad o abstinencia profiláctica, acompañada de recomendaciones y prevenciones prohibitivas de los placeres que antes (palabra clave después de los cincuenta años de edad) eran comunes y corrientes.

La edad en el varón se traduce en los “antes” y los “ahora” como eslabones en una cadena que termina donde todo empieza: volver a mojarse los interiores por razones de incontinencia urinaria; pero también la edad permite encontrar otros placeres que estimulan el flujo urinario a través de la contemplación del espectáculo de la política a la mexicana.

Antes, nos reíamos de las actitudes, parodias y amaneramientos de los afeminados, y se hacían chistes que se contaban en las tertulias y eran plato común en la sobremesa y en las barras de las cantinas; los “jotos” eran personajes tragicómicos que se toleraban como vecinos peculiares, parte del anecdotario de los pueblos y los barrios citadinos. Ahora, ascienden a las cumbres del escenario político y son tratados como “senadores” y “diputados”, con capacidad de proponer e impulsar iniciativas de ley, decidir el rumbo de la nación y polvearse las… narices con cargo al erario nacional.

La paradoja que vive el país, termina ejerciendo un efecto diurético en la mayoría de los que, sin ser especialistas, estamos medianamente enterados del acontecer nacional. Las ganas de ir al baño se relacionan con la lectura de los periódicos, revistas, documentos y papeles oficiales que las burocracias generan con prolífica frecuencia, haciendo posible que la gente común sufra ataques de risa con la consecuente evacuación urinaria. Sin duda alguna, estos hechos, demostrados empíricamente en el acontecer nacional, permiten suponer que los urólogos son los profesionales que cuentan con mayor ascendencia en la consideración de muchos de los actuales hombres mexicanos mayores de edad y con derechos políticos vigentes.

En suma, tenemos una clase política travestida, amiga del exhibicionismo parlamentario, poco responsable de su identidad nacional y cargada hacia los intereses del empresario en turno. Los ciudadanos que eventualmente funcionan como electores, tendrán amplias posibilidades de emitir su voto a favor de un cambio en el elenco nacional, actualmente compuesto por actores de dudosa integridad y con dificultades expresas para asumir un papel viril, a tono con el carácter del personaje que representan, pero que, al parecer, les ocasiona conflictos de personalidad política, tan serios que dejan de lado los principios de sus institutos políticos y la formación ciudadana que se les atribuye, en aras de posar para la foto en las pasarelas del comercio carnal que patrocinan las empresas trasnacionales afincadas en los países periféricos. Así las cosas, la política como parodia, da risa.

viernes, 1 de agosto de 2008

De noche es cuando viene


En la soledad de la noche del 30 de julio, amparado por las sombras, casi de puntitas, se coló en Sonora el sujeto conocido en el mundo del hampa político-empresarial como Felipe Calderón. En una agenda sumamente clandestina, se dieron cita en el aeropuerto internacional de Hermosillo, los ciudadanos Eduardo Bours y Ernesto Gándara, de oficio gobernador del Estado el primero, y presidente municipal el segundo, a fin de recibir al misterioso visitante.

Un abrumador aparato de seguridad se montó en la víspera, causando revuelo y azoro entre los ciudadanos que tuvieron la desgracia de estar en el lugar y hora equivocados. Personas que hacían ejercicio corriendo o caminando, por los rumbos de la Universidad de Sonora, fueron invitados a desaparecer del lugar e irse con sus jadeos, resoplidos y sudoraciones a otra parte. Nunca fue tan mal visto el deporte nocturno en la ciudad del sol, considerado, al parecer, como una maniobra terrorista de letales potencialidades y terribles consecuencias para la democracia mexicana y la seguridad de EUA, México y el TLC.

Como si fuera la batalla decisiva por la paz mundial y el combate frontal al crimen organizado, las huestes uniformadas del Estado Mayor Presidencial, AFI, SIEDO, AEI, se apostaron en lugares estratégicos, dispuestos a defender con su propia vida al visitante nocturno, que llegaba como es costumbre, de manera subrepticia y con una cobertura de seguridad impresionante, casi faraónica, de la que ya se tenía antecedente desde la toma de posesión al cargo de presidente, cuando llegó por un acceso detrás de la monumental bandera nacional en la sede del Congreso de la Unión.

El escurridizo sujeto, apoyado en el aparato de seguridad nacional, tuvo una agenda cargada de expectativas para Sonora: entregó apoyos para el tratamiento de aguas y reconocimientos para los organizadores de las olimpiadas regionales y paralímpicas, en la Sauceda y en el Gimnasio de la Universidad de Sonora, respectivamente. Tan trascendentes actos justifican debidamente el exceso de presencia militar y policíaca en la ciudad, particularmente en los lugares donde acudió para cumplir tan elevada encomienda.

La noche hermosillense transcurrió sin sobresaltos adicionales merced a la seguridad que irradió el Ejército y fuerzas del orden, en el perímetro de los eventos oficiales clasificados en “C” por ser propios para adultos con amplio criterio y discreción. La opacidad de la visita y el contenido profundo de la misma, se entienden material clasificado que deberá estar bajo reserva durante el período presidencial, a juzgar por el despliegue de uniformados y agentes de civil.

Desde luego que la visita ocupó disc retos comentarios en las páginas periodísticas, destacando una foto del visitante que expresa la tensión terrible que el personaje tuvo que soportar durante dos largas horas en tierras lejanas de Palacio Nacional o Los Pinos, donde existen mejores condiciones de protección y vigilancia que el aeropuerto de Hermosillo, el Holliday Inn, la Sauceda y el Gimnasio universitario.
La expresión de Felipe Calderón era, según se advierte en la foto, de extrema preocupación, un sudor frío le recorría el rostro y las sudoraciones recorrían una epidermis de gallina, crispada, pegajosa y fría, de la nuca hasta el lugar donde tejen sus hilos las arañas. El miedo proyectado contrastaba bastante bien con la investidura presidencial, haciendo una combinación de solemnidad y ridículo digna de haberse exhibido a plena luz del día, pero hay que reconocer que son insondables los designios de la política, según la agenda de Washington y las compañías petroleras internacionales.

El temeroso y húmedo visitante se despidió así como llegó: de prisa, con reproches discursivos que llaman a la subordinación por aquello de la estabilidad electoral de la nación, pero finalmente intrascendente, lo que demuestra que es hombre discreto, tanto de inteligencia como de visión de futuro.

Así, de noche, amparado por las sombras y por una muralla de carne y hueso al servicio de la cobardía institucional, llegó y se fue. Adiós y que la fuerza lo acompañe (¿para qué la queremos aquí?).