Conspiración en Pémex

Notas Sueltas es un espacio de opinión sobre diversos problemas de carácter social, económico y político de interés general. Los comentarios pueden enviarse a: dalmx@yahoo.com

lunes, 20 de abril de 2009

Un libro para Obama


En la quinta cumbre de las américas, el presidente Chávez regaló un libro a Barack Obama de EUA: Las venas abiertas de América Latina, de Eduardo Galeano.

No faltaron los comentarios en CNN en español, como por ejemplo la breve cátedra de ignorante pedantería de la lectora de noticias Claudia Palacios, quien dio en señalar entre sonrisas que el libro tenía de editado más de 30 años, en un intento bastante pedestre de desacreditar o minimizar la importancia de la obra y el mensaje. En otro contexto, se pudiera acreditar la vigencia de otros libros, como la Biblia, que cuenta con una antigüedad de cerca de 2000 años, o La riqueza de las naciones, de Adam Smith, que apareció en 1776, entre otros. Nadie en su sano juicio pudiera utilizar como argumento en contra, la antigüedad de la edición, salvo algún congénere ideológico de la empleada de CNN.

La fundamental obra de Galeano da cuenta, en forma amena pero rigurosa, de la historia de la explotación de América latina desde el siglo XV al XX, por parte de los codiciosos de siempre de las riquezas que no son de ellos, de los saqueadores que han adoptado diversas formas pero que obedecen a una sóla consigna: robar el patriomonio de Latinoamérica.

En la actualidad se sustituye el pillaje colonial con los tratados de libre comercio, con los acuerdos para la prosperidad y seguridad de las américas, con los programas de asistencia contra el narcotráfico, que incluyen la presencia de asesores extranjeros y, eventualmente, colaboración militar, que se traducen, hoy como ayer, en una nueva fase del coloniaje y la subordinación imperialista.

El regalo fue una buena muestra de que los latinoamericanos sabemos quiénes son ellos, los depredadores de siempre, blancos, negros o mestizos, con gesto adusto o sonrientes. La forma puede cambiar, pero su esencia es la misma. ¡Cuidado!

No hay comentarios: