Conspiración en Pémex

Notas Sueltas es un espacio de opinión sobre diversos problemas de carácter social, económico y político de interés general. Los comentarios pueden enviarse a: dalmx@yahoo.com

lunes, 14 de mayo de 2012

La huelga y los salarios caídos

Estudiantes y profesores en lucha.
La Ley Federal del Trabajo (LFT) señala en su artículo 469 que la huelga terminará:

"II. Si el patrón se allana, en cualquier tiempo, a las peticiones contenidas en el escrito de emplazamiento a huelga y cubre los salarios que hubiesen dejado de percibir los trabajadores".

Lo anterior deja en claro que la amenaza del rector de la Universidad de Sonora de no pagar salarios caídos, o condicionar su trámite al levantamiento de huelga, es una verdadera babosada. La actual administración de la UNISON, así como su contraparte en el gobierno del Estado de Sonora, han revelado una estatura demasiado corta como para ser aceptable. Su chaparra y torpe visión institucional da motivos de alarma tanto a la comunidad universitaria como a los ciudadanos sonorenses.

Si es cierto que su afirmación tiene como base un oficio de la Secretaría de Hacienda, entonces mal hace en anunciarlo como correcto sin antes investigar la fuente del error, ya que claramente viola la LFT. En todo caso, debió reservarse el comentario y asumir la responsabilidad que tiene para con los trabajadores universitarios y proveer al cumplimiento del pliego de peticiones sindicales y la propia legislación laboral vigente.

La administración universitaria se ha equivocado de palmo a palmo en el tratamiento del actual conflicto laboral, ya que no se ha visto una comprensión real y menos una defensa de los derechos de los académicos en huelga. Se ha puesto oficiosamente del lado de las políticas neoliberales de ataque y calumnia al sindicalismo con la absurda pretensión de desacreditarlo ante la opinión pública, sin lograr más resultado que la revelación de su propia incompetencia.

Los salarios caídos no son una generosa dadiva sino un derecho de los trabajadores, reconocido en la propia ley. La administración universitaria sólo tiene un camino y es el de cumplir con sus obligaciones legales en este conflicto. ¿Qué espera para hacerlo? ¿Por qué quiere prolongar la huelga?



No hay comentarios: