Conspiración en Pémex

Notas Sueltas es un espacio de opinión sobre diversos problemas de carácter social, económico y político de interés general. Los comentarios pueden enviarse a: dalmx@yahoo.com

miércoles, 3 de agosto de 2011

Tuércele el cuello al cisne

Ahora le quieren ver la cara al ciudadano usando una colección de máscaras teatrales y de encendida verborrea de amor y paz, de besuqueos impúdicos, de apapachos fraternales entre las ovejas y el lobo, de acuerdos entre tiburones y sardinas, entre gringos y latinos, entre las hormigas y el oso de trompa aspiradora y mirada golosa. En este contexto, más vale leer con cuidado el mensaje de los poetas decimonónicos mexicanos, que algo sabían de la perfidia y la simulación que aderezaba la lucha política entre liberales y conservadores. Bajo toda esa paja está un proyecto de nación, un ideario político y una lucha de clases, cuyos antagonismos son inocultables e irreconciliables. Va, por ejemplo, el siguiente poema:

TUÉRCELE EL CUELLO AL CISNE

Enrique González Martínez (1871-1952)



Tuércele el cuello al cisne de engañoso plumaje

que da su nota blanca al azul de la fuente;

él pasea su gracia no más, pero no siente

el alma de las cosas ni la voz del paisaje.

Huye de toda forma y de todo lenguaje

que no vayan acordes con el ritmo latente

de la vida profunda... y adora intensamente

la vida, y que la vida comprenda tu homenaje.

Mira al sapiente búho cómo tiende las alas

desde el Olimpo, deja el regazo de Palas

y posa en aquel árbol el vuelo taciturno...

Él no tiene la gracia del cisne, mas su inquieta

pupila, que se clava en la sombra, interpreta

el misterioso libro del silencio nocturno.


 


No hay comentarios: