Conspiración en Pémex

Notas Sueltas es un espacio de opinión sobre diversos problemas de carácter social, económico y político de interés general. Los comentarios pueden enviarse a: dalmx@yahoo.com

sábado, 19 de febrero de 2011

Ejemplo de civilidad

Mientras que el centro de la capital de Sonora se convierte en el escenario frecuente de protestas y manifestaciones ciudadanas otros rumbos sirven para armar el teatro de una economía exitosa que va por más en la ruta del mercado sobre el estado.



¡Justicia!
 Las marchas sindicales o de agrupamientos civiles animados por algún afán reivindicativo toman las calles y el centro se convierte en un lugar punto menos que intransitable o, dicho de otra manera, caótico. Las calles aledañas al Congreso del Estado, al ISSSTESON, al palacio estatal, cobran vida ciudadana entre bocinazos y mentadas de madre, rechiflas y consignas que huelen y saben a pueblo en movimiento. Hermosillo es, a final de cuentas, el ombligo político del estado, aunque Ciudad Obregón repunta como centro burocrático donde la salud y la agricultura tienen un asiento en la primera fila de los temas oficiales.

Aquí, los mineros y otros participantes solidarios cruzan rumbo a Palacio, de la mano de los protestantes por la amenaza del alza en el transporte público y su contraparte de transportistas que la solicitan argumentando deudas insolutas. La plaza, flanqueada por las dos instituciones emblemáticas del mundo hispano: iglesia y cabildo, da cabida al pueblo llano, al asalariado y al comerciante, en busca del paraíso perdido, de la utopía libertaria, de la solución paliativa a la crisis económica que es negada con sabiduría cosmética por los rumbos de Álamos, en su papel de caricatura tercermundista de la aristocrática Davos, tan suiza como el chocolate, la relojería de precisión y los bancos alcahuetes internacionales del lavado y engrasado de la economía capitalista.


América Latina, una y libre
 El ejercicio de la libertad de expresión de los economistas y funcionarios reunidos en Álamos (Alliance 2011) les permite declarar que la posición de nuestro país es única, que ya puede temblar de miedo la economía china por nuestras inmejorables condiciones en materia de fuerza de trabajo y costos de transporte, tan baratos que ni siquiera los hijos de oriente pueden llegar a cumplir tales cuotas de explotación. El paraíso económico que se llama México, ofrece su versión latinoamericana del outsourcing y grandes ventajas por la cantidad abrumadora de acuerdos comerciales suscritos que, a tiro por viaje, benefician a nuestros “socios” quienes éstos sean y donde quiera que estén.

Sin embargo, la oportunidad de recibir visitantes extranjeros y servirles de alfombra a través de esa tan particular cortesía nuestra, logra llenar de beneficios por concepto de servicios de hospedaje y alimentación a los propietarios de la infraestructura turística, que no importa que hablen en inglés siempre y cuando reciban los beneficios en estas tierras del señor. Los estados contables son otro departamento.

Por cierto, hasta la fecha no ha trascendido ningún nombre de economista sonorense que esté participando en ese encuentro empresarial cómicamente aplaudido por los funcionarios correspondientes de la administración local.


El maestro luchando también está enseñando
 Mientras que Hermosillo adquiere características de ciudad con habitantes capaces de mandar a la porra lo políticamente correcto y no aguantarse las ganas de protestar en defensa de su derecho, así se trate de generar “caos vial” y arriesgarse a molestar a las buenas gentes que se pertrechan en un conservadurismo decimonónico, nos enteramos de que hay otras protestas que teniendo por escenario la ciudad de México, contrastan con las siempre vigorosas de los universitarios y los sindicalistas del SME y otros de carácter independiente. Tal es el caso de la huelga de hambre que mantiene una joven de nombre Estíbaliz Chávez Guzmán, quien lucha por ser invitada a la boda del príncipe Guillermo de Inglaterra y Kate Middeleton (http://www.milenio.com/node/649906).


Libertad de expresión
 La mexicana Chávez arguye que así, Inglaterra, lavaría un poco la afrenta a los colores patrios con eso de decir lo que piensan sobre nosotros los conductores del programa Top Gear. Los laxos límites del ridículo y el más pedestre intento de chantaje sentimental nos ponen al día y a la vanguardia en eso de los despropósitos internacionales. Y pensar que creíamos haberlo visto todo con las lacayunas muestras de subordinación del “presidente del empleo” respecto al departamento de Estado de los gringos, por aquello de la guerrita mercadotécnica que ocupa el tiempo de Calderón a favor del intervencionismo gringo en los asuntos internos del país.

Claro que la violencia inducida en un país como el nuestro, así como hace dos décadas ocurrió en Colombia, genera daños colaterales que, según el “México Business Forum”, afectan la atracción de nuevas inversiones y atrasan el proceso de colonización financiera del país, a pesar de los esfuerzos privatizadores de Calderón y sus antecesores neoliberales. Desde luego que las guerras suponen bajas y gastos en armamento y medidas coercitivas hacia los medios de comunicación (¿Aristegui?), restricción general de libertades y control de la vida democrática por el simple argumento de la “razón de estado”, producto de la inseguridad que se pudiera traducir en problemas de gobernabilidad tan serios que solamente el estado de excepción supondría la recuperación de algo del control perdido.

Como quiera que sea, Hermosillo ya está en el mapa de la acción cívica cuya vitalidad se demuestra marchando, manifestando el apoyo o rechazo a medidas que nos afectan de una u otra manera. En esto no vale guardar las formas de una civilidad acartonada, trasnochada o simplemente ficticia. Los ciudadanos al tomar las calles, lo hacen por el mejoramiento de las condiciones de vida y el respeto a sus libertades, por alcanzar el futuro que se construye mediante la acción colectiva. Bien por ello.

No hay comentarios: