Conspiración en Pémex

Notas Sueltas es un espacio de opinión sobre diversos problemas de carácter social, económico y político de interés general. Los comentarios pueden enviarse a: dalmx@yahoo.com

jueves, 9 de julio de 2009

Chita Cubillas


Comparto con usted este mensaje de Jorge Taddei, junto con mi más sentido pésame a la comunidad pensante de Hermosillo, a los luchadores sociales honestos, a quienes tuvieron la fortuna de tratar a una gran mujer:

LA CHITA Y SUS LUCHAS

Belem Guadalupe Cubillas, la Chita Cubillas, falleció anoche. Una amiga muy querida para quienes la tratamos: con una ingeniosa inclinación por el doble sentido; una inteligencia privilegiada; una luchadora social desde su trinchera en la radio; una ferviente partidaria del movimiento de AMLO y, sobretodo, con una entereza total para enfrentar la enfermedad que la aquejaba, siempre luchando por estar mejor y mantener su permanente sentido del humor.

Me interesa destacar cómo la Chita se convirtió en una luchadora social sin siquiera salir a la calle, dada la imposibilidad física. Sin embargo, ella defendía, día con día, sus propuestas y su visión de las cosas, con un fragor apasionado y bien documentado. Leía la prensa desde temprano y escuchaba varios programas para luego “ponerle el cascabel al gato” en varias radiodifusoras.

Siempre claridosa, no dudaba en contrastarse, de manera amable, con quienes pensaban distinto. Me tocó coincidir con ella en la lucha contra el FOBAPROA, la lucha contra el Cytrar, la defensa de los ahorradores de “el arbolito”, como simpatizantes de la candidatura de Lopez Obrador y en contra de la privatización de PEMEX.

En una de las visitas del PEJE, lo llevé hasta donde ella estaba, entusiasta, en su silla de ruedas. Le dije: esta muchacha es la que ha realizado la mejor defensa de tu proyecto en las radios de Hermosillo. Andrés Manuel, se acercó emocionado y le dio un fuerte abrazo y un beso. Al final del evento, ya afuera del expoforum, AMLO desvió su ruta para despedirse de nuevo de la chita. Ese momento le quedó muy grabado y siguió defendiendo siempre al movimiento.

Nunca dejó de sorprenderme cómo está mujer, con buenas relaciones sociales en Hermosillo, abrazó con tanto entusiasmo la defensa de los intereses de la gente. La única explicación que tengo, es la tremenda honestidad intelectual de la chita y su convicción de actuar en consecuencia.

Nos deja la gran lección de que se puede colaborar en la transformación del país de muchas maneras y la preponderancia que tiene el dar esa lucha en los medios de comunicación. Su contribución ha sido mayor que la de muchos políticos y dirigentes.

Nos deja también el ejemplo de sus luchas firmes por sus ideas y por aferrarse a la vida hasta el último momento.

Descanse en paz, nuestra querida Chita Cubillas.

No hay comentarios: