Conspiración en Pémex

Notas Sueltas es un espacio de opinión sobre diversos problemas de carácter social, económico y político de interés general. Los comentarios pueden enviarse a: dalmx@yahoo.com

sábado, 25 de julio de 2015

Hablemos de rescates.

                                                "Gobernarás a muchos si la razón a ti te gobierna" (Séneca). 

La representación Shriners en Hermosillo parece ser bastante nueva ya que el representante estatal de esa organización acusa desconocimiento de su existencia, de suerte que todo puede esperarse cuando una entidad fantasmal gestiona una obra del tamaño de un hospital especializado a construir en un terreno de 35 mil metros cuadrados cuyo dueño original es el ayuntamiento, mismo que fue “donado” para los fines arriba señalados a esa organización filantrópica sin que mediara solicitud autorizada. Es decir, el presidente municipal planteó al cabildo de Hermosillo la donación argumentando el interés de la organización Shriners de construir un hospital, pero los representantes legales en el estado no cuentan con la información respectiva, no estaban enterados del proyecto y ni siquiera de la intención, no han hecho ninguna solicitud y no conocen a la persona que se dice representante en Hermosillo.

Las preguntas obligadas: ¿por qué el alcalde López Caballero da curso formal a una solicitud que no fue hecha por los conductos oficiales normales? ¿Dónde está el oficio donde Shriners manifiesta oficialmente su intención de construir un hospital en Hermosillo y solicita la donación del terreno? ¿En qué momento se dio el contacto de Shriners hacia el ayuntamiento y en qué forma se llevaron a cabo las negociaciones propias de una desincorporación inmobiliaria de ese tamaño? ¿Hay actas de estos encuentros formales? Mientras avanzan los pocos días restantes del trienio, bien se puede especular e incluso fantasear acerca del trasfondo de una gestión por lo menos extraña.

No menos intrigante es la posible aunque negada venta del delfinario por parte del gobierno del estado, a fin de paliar el enorme hueco que tiene el fondo de pensiones y jubilaciones del Isssteson. Como se sabe, en ese lugar se proporcionan terapias gratuitas que han beneficiado a muchas personas con problemas de motricidad. La eventual pérdida significaría dejar de oportunidades de recuperación a un número considerable de pacientes.

Por otra parte, en el nivel del gobierno federal del priista Peña, las cosas no son de color de rosa. Coneval reporta que durante los dos primeros años de gobierno aumentó en dos millones el número de pobres, lo que significa que uno de cada dos mexicanos es pobre. De todo el universo poblacional, solamente el 20.5 por ciento (24.6 millones de mexicanos) no están en pobreza y tienen cubiertas sus necesidades (La Jornada, 23/07/2015). A pesar de que “numerito habla”, la administración insiste en su labor depredadora y la desnacionalización de los activos energéticos parece ser prioritaria, aun teniendo en contra el nivel desfavorable de los precios del petróleo y el más elemental sentido común y la defensa de los recursos nacionales. A contra lógica, la titular de Sedesol, Rosario Robles, presume que no hay por qué cambiar porque “vamos por el camino correcto.”


Al parecer, los genios económicos del régimen no toman en cuenta la triste realidad y las consecuencias de la estrecha dependencia de nuestra economía con el dólar y los intereses energéticos de EE.UU. Cuando la lógica sugiere diversificar fuentes energéticas, mercados y desarrollar tecnología propia, fortaleciendo la educación, la investigación y la industria nacional, el gobierno se muestra terco en aumentar la dependencia, acabar con la planta productiva nacional y ser un consumidor modelo, un país maquilador, dependiente hasta en la impartición de justicia y en los modelos de seguridad social.

Cada tanto se advierte del fracaso económico nacional y de los peligros de la dependencia, pero parece que el éxito de otros países latinoamericanos no nos llega a la conciencia, no significa un ejemplo a seguir; por ejemplo, Argentina, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Cuba, que han tenido que poner cara al asedio internacional por atreverse a ser libres y soberanos. Vemos el ejemplo de países que se negaron a ser rehenes del Fondo Monetario Internacional (FMI) y, con los trabajos del caso, lograron salir adelante, más allá de “rescates” perversos que solo significan más deuda y sacrificios para el pueblo. Recientemente Evo Morales, presidente de Bolivia, decía satisfecho que está mejor un país cuando no tiene que nada que ver con el FMI.

Al respecto, el pueblo griego se ha preparado para resistir un segundo paquete de reformas, tras la oprobiosa aceptación por parte del gobierno de las condiciones impuestas por el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI, que se traducen en más austeridad, menos salario, menos seguridad social, menos pensión y más tiempo de jubilación, lo que en conjunto significa menos democracia, menos calidad de vida y más inestabilidad política y social.

El “rescate” griego pinta de cuerpo entero la absurda política financiera internacional impuesta por EE.UU. a la periferia y cuán hipócrita y falso puede ser el discurso de la democracia y los derechos humanos. A Grecia se le forzó al endeudamiento, se le obligó a aceptar préstamos para hacer pagos a sus acreedores; los “rescates” recientes del BCE sólo sirven para seguir pagando abonos al propio BCE y al FMI.

Grecia presentaba al mundo la oportunidad de romper las cadenas de la opresión y acabar con el sistema  financiero, pero el gobierno de Tsipras no aguantó la presión. En la carrera de los cambios mundiales, un eslabón de resistencia que se rompe fortalece la dictadura del FMI. De ser una esperanza de cambio pasó a ser un ejemplo de cómo la coacción y el chantaje de los organismos financieros internacionales viola la soberanía de las naciones y cancela la democracia y toda posibilidad de vida digna. En este contexto queda claro qué tan vulnerable pudiera ser el tirano, así como qué tan fuerte debe llegar a ser el país puesto en la posición de víctima.


México ha sido víctima pasiva del FMI, víctima colaboradora de su propio martirio, por eso el ciudadano común no se entera de su influencia en los salarios de hambre, en el desempleo, en el aumento de la pobreza, en la inseguridad pública, en el achicamiento de la seguridad social, en la obscena dependencia que invade todas las esferas de actividad nacional, y sólo sufre y lamenta sus efectos. Las reformas “estructurales” son la prueba más clara de que lo que ocurre en Grecia ya asaltó, desde el gobierno neoliberal, los sueños de nuestros jóvenes, los hizo añicos, y transformó sus valores en cinismo, en una farsa ridícula que parece interminable.

No hay comentarios: